Los hombres quieren ser como Cristiano Ronaldo y Antonio Banderas - LeaNoticias.com

Los hombres quieren ser como Cristiano Ronaldo y Antonio Banderas

«Algunos hombres vienen a mi consulta y me piden que les reproduzca los glúteos de Antonio Banderas», cuenta el doctor Ángel Martín, director de la clínica Menorca. ¿Qué los hace especiales? «Que sus nalgas tienen concavidad y convexidad», explica este especialista. «Eso se puede conseguir quitando grasa de la cadera y colocándola en el muslo».

Y no es la única peculiaridad que solicitan los españoles en las consultas de los cirujanos plásticos. «En las últimas semanas he tenido tres pacientes que han venido para que les dibuje la tableta de chocolate con liposucción, y alguno me ha traído la foto del futbolista al que se quiere parecer», asegura el doctor Héctor Valdés, de la clínica que lleva su nombre. Ponerse o quitarse pectorales es otra intervención en alza, aunque se silencia porque para muchos representa cierta merma de su masculinidad. «A partir de los 45 años, por la bajada de la testosterona, más del 50% de los hombres tienen acúmulos de grasa en las mamas.

cristiano-hombres--644x362

Si la cantidad de grasa es pequeña, se elimina mediante una pequeña lipoaspiración, pero cuando además hay exceso de tejido se requiere una pequeña cirugía», explica el doctor Javier de Benito, del Instituto De Benito. Ángel Juárez Cordero, del hospital La Zarzuela, añade que el aumento de pecho para dar la impresión de un músculo pectoral en contracción también es muy frecuente. «Se colocan prótesis del mismo material que las femeninas, pero con una forma más cuadrada y menos proyección».

Es evidente es que el paso de los hombres por el quirófano ha aumentado un 30% en los últimos dos años, como cuenta el doctor Antonio Porcuna, del hospital Nisa Pardo, de Aravaca. Frente a la creencia popular de que la tripa es su principal preocupación estética en el terreno de la cirugía, sus demandas se centran más en el rostro y el pelo. Como bien razona el cirujano Federico Mayo, «su cuerpo reacciona bien al deporte y a la dieta, y con ejercicio físico pueden resolver el problema. Lo que no pueden remediar es la alopecia,de ahí que sea una prioridad quirúrgica».

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

El doctor Mayo ha inaugurado una unidad capilar en el hospital Nisa-Aravaca y asegura que el 90% de los hombres que pasan por allí lo hacen para que les colonice la cabeza.

«Pero no lo confiesan», indica Emma Hermida, directora de Clínicas de Corporación Capilar. «El 82% de los hombres que se han sometido a un injerto culpan a otros tratamientos no invasivos (vitaminas o ampollas) de su repoblada cabellera».

A partir de los 40, la preocupación por parecer más jóvenes les lleva también a operarse los ojos y, sobre todo, a quitarse la papada. «Esto último es sin lugar a dudas lo que más rejuvenece un rostro», asegura el doctor Gómez-Bravo.

Este cirujano ha hecho un estudio digital con cien individuos públicos (Alain Delon, Depardieu, Alec Baldwin…), analizando sus caras con la mandíbula y el cuello ensanchados y descolgados por la grasa -así se vuelve con los años en los varones- y con ella recortada, y el resultado es impactante. «Quitándoles las arrugas de todo el rostro, pero dejando su borde mandibular deformado, parecen mucho más viejos que con todos los signos de edad marcados, pero con el cuello y la quijada afinados».

Interesante. ¿A quién es más difícil de contentar, a los hombres o a las mujeres? «A los hombres, sobre todo entre los 16 y los 30 años. Tienen más dudas y más complejos y piensan que atraerán más a las mujeres si tienen mejor cuerpo.

A partir de los 50 los hombres que se operan suelen ser profesionales que quieren mejorar su aspecto y, curiosamente, muchos padres de familia preocupados porque los hijos les vean más jóvenes», concluye Ángel Martín.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado