Mesa de la Unidad condena el allanamiento de la casa de Copei en Táchira

Una vez más el gobierno nacional, en su intento por ocultar los graves problemas del país hace uso del desmesurado poder que posee, con el objeto de amedrentar a quienes no se someten a su único pensamiento y sus ya exclusivas políticas de destrucción, cuando la tarde de hoy allanaron la casa del partido Copei en el Táchira.

unidad1

Mientras cada día las calles del país son secuestradas por la delincuencia, el gobierno nacional y sus aliados regionales utilizan los cuerpos policiales para perseguir, agredir y atemorizar a quienes con firmeza le hacen oposición. Esto no es más que un irrespeto al derecho a la vida de los venezolanos, porque mientras la policía del Táchira estaba allanando la casa de unos de los partidos de la Unidad Democrática, la delincuencia continua con sus andanzas en las calles de ese estado andino, así como en las de todo el país, agrediendo y despojando a los ciudadanos de lo poco que puedan, y hasta de la vida misma.

En ese sentido, queremos rechazar de forma categórica este allanamiento así como otras agresiones dirigidas a estructuras y personas integrantes de la Unidad. Le exigimos al gobierno nacional y a los regionales que están en manos de sus partidarios que cesen las provocaciones y respeten la institucionalidad, tanto de las gobernaciones que no les son afectas, como la de los partidos políticos en todas las regiones de Venezuela, porque esta situación se ha repetido desde el fin de semana, con el intento de secuestro de la casa de Fundahiru en Amazonas, la remoción del símbolo de Acción Democrática en Puerto Ayacucho y ahora el allanamiento de la casa de Copei en Táchira.

Las acciones del gobierno en contra de quienes integran la Mesa de la Unidad Democrática, no producirá lo que ellos esperan e intentan desesperadamente: sacarnos de nuestro camino para cambiar de gobierno, que es democrático, pacífico, constitucional y electoral.

El gobierno tiene una gran responsabilidad con el país y por eso exigimos que se dedique a trabajar para detener la creciente escalada delictual, y para eso es necesario que tanto los cuerpos de seguridad, como el poder judicial, se dediquen a combatir el hampa y no a amedrentar con allanamientos, militarizaciones y agresiones a quienes si estamos preocupados por la seguridad de todos los venezolanos.

Prensa Unidad Venezuela

Contenido Relacionado