Mexicanos veneran hada de plástico - Lea Noticias

Mexicanos veneran hada de plástico

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

miles-de-personas-veneran-un-hada-plastica-en-mexico

La aparición de un hada de plástico en México ha causado conmoción entre sus habitantes. Los vecinos de Guadalajara, una ciudad al oeste del país, hacen colas para admirar a la muñeca de plástico que veneran como a un "ser mágico".

José Maldonado, un albañil de 22 años, dice que atrapó al hada entre las ramas de un árbol, el pasado fin de semana: "Estaba arrancando guayabas y vi un centelleo. Creí que era una luciérnaga, la cogí y sentí que se movía; cuando la vi supe que era un hada madrina".

Según Maldonado, el hada estaba viva y murió poco después de atraparla, por lo que la conserva en un vaso de formol. El albañil ha decidido exhibirla en una de las habitaciones de su casa y cobra donativos a aquellos que quieran pasar a ver al supuesto ser mágico. Ya se han acercado a verla más de 3.000 personas.

El hada mide unos dos centímetros de altura y está compuesta por una sustancia gelatinosa. Sus vestimenta recuerda bastante al famoso personaje de Campanilla del cuento de Peter Pan.
Haciendo negocio

Maldonado asegura que cobra el donativo para mantenerse económicamente, ya que perdió su trabajo poco después de encontrar el hada.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Sus vecinos también han aprovechado el tirón que está teniendo "el hada de José"  y venden souvenirs como llaveros y fotografías por algo más de un dólar y medio. También ofrecen bebidas frías y comida para los que quieran recuperar fuerzas mientras esperan la cola.

El joven asegura que donará el objeto a un museo de Ciudad de México, la capital del estado, pero todavía no ha dicho a cual.

[20 minutos]

Temas relacionados

Deje un comentario