Michelangeli: “La salud en Venezuela dejó de ser gratuita”

Fallas en la entrega de insumos médicos, deterioro de infraestructura en las instalaciones de los centros de salud, emergencias colapsadas y hasta con déficit de enfermeras deben lidiar los pacientes que acuden a los centros de salud público del estado Anzoátegui. En este sentido, el candidato a la alcaldía de Barcelona, Carlos Andrés Michelangeli exhortó a las autoridades gubernamentales a evitar “promesas vacías” y hacer frente a la crisis de salud que se vive en la entidad.

FOTO 1 CAM

Michelangeli aseguró en el contacto que mantiene con los vecinos de Barcelona, las quejas por el deterioro del sistema de salud público son cada vez más constantes. Fue enfático al advertir que de no tomar medidas inmediatas, los centros asistenciales no podrán continuar prestando servicio a los pacientes.

Lamentó que en los últimos meses la situación se haya agravado al punto, en el que los ciudadanos se ven en la obligación de comprar hasta las jeringas para que se les pueda colocar los tratamientos médicos de sus padecimientos.

“Me pregunto qué clase de sistema de salud está garantizando el Estado venezolano donde los pacientes deben comprar las jeringas y hasta gasas para ser atendidos. Nuestro modelo de salud hace mucho tiempo que dejó de ser gratuito, porque, si nuestros ciudadanos son quienes pagan por los insumos entonces se está violando el derecho consagrado en la constitución de un sistema de salud gratuito y de calidad”, mencionó.

El representante de la Mesa de la Unidad Democrática en Barcelona, recordó que según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas unos 193 mil habitantes del estado Anzoátegui viven en pobreza extrema, “la clase pobre no tiene las posibilidades de pagar por las medicinas y el Gobierno se las está quitando al no dotar a los hospitales y ambulatorios, no es posible que una persona que gane sueldo mínimo, en caso de enfermedad deba costear hasta los insumos médicos y además lidiar con la escasez de medicamentos, esto se traduce en un deterioro significativo de la calidad de vida”.

Detalló que solo en el mes de agosto el sector salud reflejó una tasa de inflación de 1,8% en el reporte del Banco Central de Venezuela, “la situación es insostenible, el Estado está jugando con la salud de nuestro pueblo, vamos a acabar con la anarquía en la que nos han colocado estos 14 años de desgobierno, pero solo lo podemos lograr si salimos a votar el próximo ocho de diciembre”, dijo.

Más afectados

El también diputado de la Asamblea Nacional mencionó que en las zonas rurales de Barcelona la situación es aún más grave ya que los vecinos deben salir hasta los centros de salud de la ciudad para buscar atención médica, toda vez que en la mayoría de los casos los ambulatorios no funcionan.

“En las zonas más pobres de nuestro municipio llegan los voceros del oficialismo con pañitos de agua tibia, nuestra población no está para seguir aguantando esto, hay que trabajar, resolver los problemas, olvidarse de palabrerías, no se trata solo de pintar un ambulatorio hay que ponerlos a funcionar con todos los insumos y equipos necesarios para tener esa Barcelona que todos queremos”, aseveró.

El parlamentario hizo énfasis en que las fallas en los centros de salud de las comunidades están originando un colapso de la emergencia del Hospital Universitario Luis Razetti de Barcelona, “a la sala de emergencias del principal nosocomio capitalino, llegan ciudadanos de todas partes del estado con la queja de que no fueron atendidos en sus comunidades y se encuentran con que allí la situación no es diferente”.

Advirtió Michelangeli que la falta de camillas e insumos pone en juego la salud de nuestros vecinos ya cansados de escuchar promesas que nunca se cumplieron.

[Fuente: Prensa Carlos A. Michelangeli]

Contenido Relacionado