No arriesgues tu vida: El peligro oculto de las cirugías plásticas baratas

Colombia es uno de los países que ha ganado reconocimiento en lo que se refiere a cirugías estéticas, ocupando a nivel mundial el puesto número 11, gracias a la calidad de sus profesionales e instalaciones donde se realizan estas intervenciones.

Sin embargo, existen paralelamente personas sin escrúpulos que garantizan realizar todo tipo de cirugías a precios muy bajos, pero que no ofrecen ninguna garantía ni cuidados durante y después de la operación, lo que desencadena generalmente graves consecuencias para la salud.

El-peligro-oculto-de-las-cirugias-plasticas-muy-economicas

Es por esto que queremos recomendarte tener mucho cuidado con este tipo de ofertas, que lejos de ser una ganga se pueden convertir en un peligro para tu integridad.

Lo barato puede salir demasiado caro

Las principales víctimas de estas operaciones son personas de estratos 2 y 3 que encuentran en estas ofertas, la posibilidad de acceder a los servicios, ignorando que este ahorro está relacionado directamente con la calidad de los profesionales y los lugares donde se realiza la intervención.

En efecto, estas operaciones requieren de personal experto como anestesiólogos, enfermeras,médicos especialistas y de una sala de cirugía que cumpla con unas condiciones higiénicas y técnicas establecidas por la ley; las cirugías demasiado económicas prescinden de uno o más de estos requerimientos.

Un ejemplo claro son las liposucciones que ofrecen en la ciudad de Cali a un costo de 800 mil pesos colombianos (389 dólares aproximadamente), incluyendo los tiquetes de avión, si el paciente viaja desde otra ciudad, cuando el precio de una de estas operaciones va desde 1 millón 800 mil pesos en adelante.

Otra práctica muy peligrosa son las llamadas “liposucciones a domicilio”, que se realizan en la casa de la paciente, lo que evidentemente no garantiza ninguna condición de salubridad y termina repercutiendo en infecciones y otro tipo de complicaciones más delicadas.

¿Cómo saber si una operación es segura?

Lo primero y más importante es dudar de una oferta demasiado económica, si los precios son de menos de la mitad que en otros centros estéticos hay que desconfiar, porque cómo ya habíamos mencionado estos descuentos salen de alguna parte, muy seguramente la operación no cuenta con todo el personal o medicamentos o instalaciones de menos calidad.

Lo segundo es revisar detenidamente que el cirujano esté certificado para realizar este tipo de operaciones, de igual forma determinar si dentro de su equipo cuenta con anestesiólogos y enfermeras igualmente calificados.

Enseguida hay que verificar que la sala de operaciones cuente con todas las normas de salubridad, que los equipos con los que trabajan sean correctamente esterilizados y sobre todo que no sean “clínicas de garaje”, donde no existen dichas condiciones.

Finalmente es importante tomar conciencia que estamos hablando es de nuestra salud, el bienestar nuestro y de nuestros seres queridos, así que en términos de salud, los ahorros a la larga pueden salirnos demasiado caros.

Fuente [Imujer.com]

Contenido Relacionado