“¡Nos paramos!”; por @wcaballerolopez - LeaNoticias.com

“¡Nos paramos!”; por @wcaballerolopez

Si tuviera que describir con una palabra el Paro Cívico Nacional utilizaría esta: ¡Éxito! Y si pudiera que emplear una segunda, entonces sin dudarlo, diría: ¡Rebeldía! El Paro Cívico Nacional fue un acto de rebeldía exitoso y abrumador. Las calles de toda Venezuela estaban vacías, la ciudadanía respondió con fiereza.

williams-caballero-lopez

Muchos comercios cerraron sus puertas, empresas estuvieron de brazos caídos y muchos empresarios, por temor a represalias del régimen, no fueron al paro aunque no hicieron nada para que sus trabajadores asistieran.

Las calles estaban desoladas, el país parecía desierto. Una especie de segundo 1ero de Enero.

Se acató el Paro Cívico y eso debido a que Maduro es rechazado por la inmensa mayoría de los venezolanos; él y su gobierno solo despiertan entre los venezolanos reproches y repudio.

Aquí en Anzoátegui, los trabajadores se quedaron en sus casas y los muchachos salieron, otra vez, a luchar por el país que ellos quieren para sí y para todos los venezolanos.

Nuevamente la Guardia Nacional Bolivariana sirvió como brazo ejecutante de la tiranía y arremetió en contra de los jóvenes, pero al final fueron derrotados.

Sí, derrotados. Los defensores del régimen están siendo derrotados porque ellos pueden reprimir, encarcelar y atacar a todos los muchachos, y no tan muchachos, pero jamás doblegarán el espíritu de libertad que late en su ser.

El gobierno está derrotado, porque no tiene el apoyo de la sociedad, porque sus razones son las equivocadas y porque jamás la barbarie se impondrá para siempre sobre la razón.

La fuerza bruta puede sostenerse durante un tiempo en el usufructo del poder, pero nunca eternizarse, porque no posee las condiciones para ello.

Maduro basa su presencia en Miraflores apoyado únicamente en los brazos paramilitares que controla, y en el uso inmoral de las Fuerzas Armadas Nacionales.

Pero, ¿cuánto tiempo puede durar en el poder un gobierno que no tiene pueblo atrás y que de paso se le acabó el dinero desde hace mucho tiempo?

La ciudadanía está en la calle con la decisión de cambio y libertad tomada; Maduro lo sabe y se esconde detrás de las tanquetas y de los grupos armados. ¿Podrá mantenerse así por siempre?

Si existiera sentido común y lógica en el seno del oficialismo, luego del Plebiscito del 16 de julio y el Paro Cívico del 20 de julio entonces renunciaría de forma inmediata.

Lo cierto es que Maduro está paralizado de miedo, de esto no podemos tener duda alguna.

Y el país con el régimen actual se ha paralizado completamente, desde la óptima política, económica y en el ámbito social hemos retrocedido una barbaridad.

Por eso, como hombres y mujeres que luchamos por la libertad nos paramos y dijimos: ¡Hasta aquí, Maduro!

Williams Caballero López / @wcaballerolopez

Contenido Relacionado