Nuestra óptica: "Celebración por 300 muertos del 4F", por @lodicetodo - LeaNoticias.com

Nuestra óptica: “Celebración por 300 muertos del 4F”, por @lodicetodo

Geronimo-Figueroa @lodicetodoEl pasado miércoles 4 de febrero, el presidente Nicolás Maduro celebró con un circo sin pan en el llamado Cuartel de la Montaña, donde supuestamente reposan los restos del Comandante Galáctico, Hugo Chávez y luego en la tarde en la Academia Militar de Fuerte Tiuna, con ascenso a todos los insurrectos de esa época, los 23 años del golpe de estado con el que quisieron derrocar al presidente constitucional, Carlos Andrés Pérez, y acabar con la democracia venezolana. En ese golpe de estado que tanto celebra el régimen, hubo mas de 300 muertos entre el bando que defendió al gobierno y el que lo quería derrocar, incluyendo los de la Casa Militar que fueron ejecutados a sangre fría por los golpistas.

En esa oportunidad los soldados fueron sacados de los cuarteles engañados y sus comandantes les dijeron que iban a combatir contra un enemigo de la patria. Las cabezas de la conspiración fueron Hugo Chávez, Francisco Arias Cárdenas, Jesús Urdaneta Hernández y Joel Acosta Chirino, con sus soldados tenían una misión que cumplir. Arias Cárdena tomo la plaza zuliana y Urdaneta Hernández la de Maracay. Hugo Chávez tenía la misión de tomar Caracas y capturar vivo o muerto al presidente Constitucional, Carlos Andrés Pérez en la casona o en Miraflores, pero fracasó. El presidente logro salir de Miraflores en carro viejo y se dirigió a Venevisión desde donde se dirigió al país.

En esa oportunidad, Hugo Chávez le ordenó al capitán Henry Rangel Silva, hoy general retirado y flamante gobernador de Cojedes, que tomara La Casona Presidencial, mientras que él se dirigiría al Palacio de Miraflores a cumplir su misión. El capitán Rangel Silva atacó sin misericordia La Casona donde estaba la familia del presidente Pérez, incluyendo muchos niños, pero Doña Blanquita de Pérez, con fortaleza y valentía organizó la resistencia con los soldados leales, que se mantuvo hasta que el cabecilla de los golpistas, sin disparar una bala, se rindió en el museo de armas de La Planicie donde se había refugiado.

Sin duda la aparición en horas de la madrugada por televisión del presidente Carlos Andrés Pérez demostrando que no lo habían capturado y mucho menos asesinado, hizo que las pocas guarniciones comprometidas con el golpe se frenaran y por eso es que el comandante Raúl Isaías Baduel, quien formó parte de los que hicieron el juramento en el Samán de Gueres, no apareció involucrado en el golpe de estado del 4F del 92 y es el mismo que negoció con el general Vásquez Velazco, quien era el jefe del Ejército, para el regreso de Chávez al poder, con motivo de los sucesos del 11 abril de 2002 y la renuncia del Galáctico a la presidencia de la república, según lo dijo en cadena nacional, el general trisoleado, Lucas Rincón Romero.

Los comunistas golpistas, con la celebración de los 23 años del 4F quieren convertir ese día en fecha patria. Pero ahora, como en años anteriores, no vino el dictador Raúl Castro, ni otros chulos como Rafael Correa de Ecuador, Daniel Ortega de Nicaragua ni Evo Morales de Bolivia. Aparentemente esta vez no hay petrodólares para repartir a los “jala mecates”, porque después del saqueo a las finanzas públicas lo que hay es un presidente que anda por el mundo con la mano estirada esperando que le tiren algo y muchas colas de venezolanos en los abastos para ver que compran.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Ahora bien, es importante que los jóvenes que hoy tienen entre 16 años que no habían nacido y los de 34 que tenían 10 años de edad en el 92, conozcan lo que fue ese golpe sangriento donde hubo mas 300 muertos y con el cual se quiso acabar con la democracia venezolana y asesinar a un presidente constitucional electo. Es necesario que los demócratas emprendamos una campaña para dar a conocer lo que paso el 4 de febrero del 92 y no permitir que circos como el montado el 4F del 2015 cambien la historia.

Los golpistas de ayer y que hoy están disfrazados de demócratas, según documentos de la historia, tenían reservado el estadio universitario de Caracas para concentrar a todas las personas que ellos consideraran sus enemigos, donde al parecer serían fusilados, tal como lo hizo Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973 en Chile y Fidel Castro el primero de enero de 1959 en Cuba.

Por Gerónimo Figueroa Figuera

Contenido Relacionado