Nuestra óptica: "El país no es un sindicato ni una cantina" Por @lodicetodo - LeaNoticias.com

Nuestra óptica: “El país no es un sindicato ni una cantina” Por @lodicetodo

Geronimo-Figueroa @lodicetodoVenezuela no es un sindicato como el del Metro de Caracas, ni tampoco es una cantina del Círculo Militar de la Fuerza Militar Bolivariana. El país es mucho mas que eso, y no puede seguir gobernada por quienes durante 15 años la han destrozado y han llevado a la mayoría de los venezolanos a vivir como pordioseros y mendigos. La calidad de vida se ha deteriorado en mas un 1000%, las Instituciones que sirven para sostener la democracia no En cristiano, Venezuela es un país hundido en el fangal de la miseria en todos los sentidos.

Una de las formas para afirmar que Venezuela no es el sindicato del Metro de Caracas ni la Cantina del Círculo Militar de las Fuerzas Armadas, es todo el rodeo que hizo el presidente Nicolás Maduro del tan cacareado y anunciado sacudón que prometió para el 15 de julio, luego rodado para el 15 de agosto, y por fin anunciado el 02 de septiembre, donde mas que un sacudón lo que hubo fue un vientito que no busca resolver los grandes problemas del país, sino mantener enchufao al mismo grupito de siempre.

No se establecieron líneas estratégicas para acabar con la inseguridad personal, la alta escasez en todos los productos, la altísima inflación que el año pasado estuvo en 56% y para este año se calcula entre 70% y 90%, el galopante desempleo y la descarada corrupción que ha enriquecido a muchos que antes del año de 1998 no tenían donde caerse muertos y hoy tienen  grandes fortunas. El presidente Maduro solo se limitó a echarle la culpa a los demás sin asumir la propia, a la ratificación de la mitad de los ministros, rotación de otros a ministerios diferentes y solo fueron cesanteados cuatros por ahora, tal como lo dijo el propio presidente Maduro.

Durante la cadena que duró dos horas y medias ocurrió lo mismo de siempre, mucha bulla y nada de efectividad. Todo quedó igual con la repartición de cargos burocráticos entre las diferentes corrientes que se pelean el control del gobierno para continuar con la corrupción. Aparentemente el grupo mas favorecido es el militar al controlar mayor número de ministerios y los que tienen mas peso económicamente.

Con la simple rotación de ministros, quedó demostrado que Nicolás Maduro al igual que el presidente fallecido, no le interesa resolver los graves problemas que aquejan a los venezolanos, solo da prioridad para resolver el problema político interno de su partido y ver como se sigue manteniendo para llegar a feliz término hasta el año 2019, tal como lo dejó entrever la noche del martes 2 de agosto de 2014, cuando casi postuló a Diosdado Cabello para las próximas elecciones presidenciales. Maduro dijo que en su agenda no estaba ser candidato presidencial, pero la circunstancia, lo hicieron asumir el compromiso por pedimento del difunto presidente, pero que lo mismo le pudo haber ocurrido a Diosdado, a quien halago por el programa “dando con el mazo” que tiene el teniente retirado en el canal ocho.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Nicolás Maduro cuando anunció para el 15 de julio el sacudón dentro de la revolución para corregir todos entuertos y males que aquejan a los venezolanos, generó una gran expectativa, no solo en Venezuela sino en el exterior. Las grandes cadenas de televisión internacionales y agencias de noticias esperaban anuncios de grandes cambios por el sacudón, pero todo quedó en frustración. No hubo cambios, y en el gobierno quedaron los mismos que han arruinado al país en los últimos 16 años. Los mismos enchufaos que han gastado mas de 1500 millones de millones de dólares que han ingresado al país por concepto de la venta del petróleo de todos los venezolanos.

El país les quedó demasiado grande. Venezuela es mucho mas que el sindicato del Metro de Caracas y que la cantina del Círculo Militar de las Fuerzas Armadas Nacionales. Se necesita un estadista que tome medidas para echarla hacia adelante y termine con la improvisación

Por Gerónimo Figueroa Figuera

Contenido Relacionado