Ocho equipos que aún sueñan con ganar su primera Serie Mundial

Son ocho las franquicias que jamás han podido ganar un título en las Ligas Mayores: Nacionales de Washington, Cerveceros de Milwuakee, Marineros de Seattle, Astros de Houston, Rangers de Texas, Mantarrayas de Tampa Bay, Rockies de Colorado y Padres de San Diego.

La franquicia de Cerveceros nació en 1969 y hasta 1993 estuvo afincado en la División Este de la Liga Americana, sin mucho éxito. Disputó tres series de playoffs: en 1981 perdió 3-2 ante los Yanquis de Nueva York en la Serie Divisional; un año después logró disputar su primera Serie Mundial, que resultó intensa y se definió hasta el último partido a favor de los Cardenales de San Luis (4-3). En el roster de Cerveceros aparecían grandes peloteros como Cecil Cooper, Jim Gantner, Robin Yount, Paul Molitor, Don Sutton y Rollie Fingers.

En 1994 fue enviada a la Liga Nacional por la expansión de las Grandes Ligas. Su suerte no mejoró, y en 2008 perdió en la primera ronda de postemporada (3-1) ante los Filis de Filadelfia, y en 2011 perdió la Serie de Campeonato de la Liga Nacional 4-2 ante los Cardenales de San Luis.

Rockies de Colorado y Mantarrayas de Tampa Bay, las otras franquicias de expansión, perdieron en su primera aparición en el Clásico de Otoño, ante Boston y Filadelfia, respectivamente.

Texas y Houston son los equipos más antiguos que jamás han ganado un título. Los Rangers perdieron en años consecutivos ante San Francisco y San Luis, mientras que los Astros fueron barridos en cuatro juegos por Chicago, en 2005.

Marineros de Seattle y Nacionales de Washington son los únicos equipos de las Grandes Ligas que jamás han disputado una Serie Mundial. Marineros perdió sus cuatro series de postemporada y en la presente campaña tienen récord ganador (54-51) pero tendrán que acelerar en la parte final si quieren pelear un boleto de comodín.

La franquicia de Nacionales nació fuera de Estados Unidos, en Montreal. Primero fueron conocidos como Expos, que tuvieron grandes campañas, pero siempre se quedaban fuera de playoffs. Lo más cerca que estuvieron del Clásico de Otoño fue en 1981, cuando perdieron 3-2 ante Dodgers de Los Ángeles la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Contenido Relacionado