Pelucas, injertos, prótesis capilares… ¿cuál es la mejor solución a la calvicie?

La falta y/o pérdida del pelo puede parecer que no es un grave problema social. En cambio, el que lo sufre quiere recuperar como sea su apariencia anterior y la autoestima.

-Cabello-mujer

El estrés y la mala alimentación aceleran la caída del cabello.

Ya sea porque ha perdido el cabello debido a una enfermedad como el cáncer, un accidente, problemas capilares incipientes o de larga duración, su objetivo es normalizar su imagen.

Empieza entonces una dura batalla en la que lo intentan todo: remedios caseros, consultan al farmacéutico, acuden al médico, al dermatólogo y cuando ven que no recuperan su cabello, entonces dan el paso.

Acudir a un centro capilar para hacerse tratamientos estéticos es hoy tan normal como hacerse la depilación. Se han desterrado mitos como que sólo los ‘viejos’ o los calvos acuden in extremis para intentar remediar lo irremediable.

Sin embargo, son muchas las personas que tienen que enfrentarse a la pérdida de cabello debido a diferentes causas.

La alopecia fibrosante (recesión de la línea de implantación frontotemporal), difusa (en las sienes o la corona o la areata universal (donde se pierde además del cabello, las cejas, pestañas y pelo del cuerpo) están entre las más comunes, pero también destacan los casos de pérdida de cabello por enfermedad (como consecuencia de la quimioterapia).

Las zonas más delicadas son las entradas, en los hombres, y la corona, en las mujeres.

Aunque es una decisión que suele meditarse mucho y que tiene un componente emocional, cada vez es más normal acudir a un centro capilar para reparar la pérdida de cabello.

La mayoría de los que acuden quieren recuperar su apariencia de forma natural, sin cirugía.

Centros especializados como Natural Hair Center (NHC) recomiendan sistemas de creación de cabello o de integración capilar de cabello natural.

Están indicados para personas que han perdido el cabello por tratamientos médicos, por enfermedades o que tiene despobladas algunas zonas de su cabeza por otras razones.

Se les muestra la calidad del pelo que se les va a poner, los acabados, el mantenimiento, etc., proponiéndoles la prótesis capilar más adecuada a su caso en particular y morfología de pelo.

Con este método se puede hacer vida normal, realizar deporte, llevar a cabo acciones cotidianas como la higiene diaria sin problemas y sobre todo, se verán como cuando tenía pelo.

Además de la técnica empleada (muy novedosa) destaca la calidad del material empleado. La mayoría de las pelucas del mercado están fabricadas a máquina, con materiales sintéticos, por lo que resultan incómodas por el roce continuado con el cuero cabelludo, por su peso y excesivo calor que producen.

El pelo humano europeo da una apariencia más natural que el asiático o el indio (origen tradicional del pelo para la confección de pelucas), se mantiene alineado en la misma dirección, no se enreda ni enmaraña.

Por su textura y color se adapta perfectamente a la cabeza. Es el mejor tipo de cabello.

Fuente [Tendencias.yahoo.com]

Contenido Relacionado