Pobreza crónica: cuando el crecimiento económico no sirve para nada - LeaNoticias.com

Pobreza crónica: cuando el crecimiento económico no sirve para nada

El crecimiento económico que nuestra región experimenta es innegable. En los últimos 10 años, 80 millones de latinoamericanos han salido de la pobreza extrema y se han constituido en una nueva y pujante clase media.

Pero, ¿qué pasa con aquellos que no han conocido en su vida nada más que la pobreza? Ellos son los pobres crónicos y son todavía un porcentaje importante de la población de nuestros países.

pobreza cronica

Según un reciente informe del Banco Mundial, 1 de cada 5 latinoamericanos (130 millones de personas aproximadamente) subsisten con menos de US$4 por día. Para ellos, el crecimiento económico que celebra nuestra región, simplemente no existe. .

Los países con menor poporción de pobres crónicos en nuestra región son Uruguay, Argentina y Chile, con un 10% de su población. Los casos mas terribles son de países centroamericanos como Nicargua y Honduras (37 y 21% respectivamente) y el caso extremo de Guatemala, donde la pobreza crónica alcanza el 50% del total de la población.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La situación de pobreza crónica acarrea también estados psicológicos que impiden el éxito de los programas sociales. Por ejemplo, en nuestro país, el 43% de pacientes de tuberculosis suelen abandonar el tratamiento (que es costeado por el estado) antes de terminarlo por padecer depresión antes de iniciarlo. Actualmente, el programa contra TBC en el Perú ofrece también la asistencia gratuita de psicólogos clínicos.

Los datos del estudio deben ser tomados en cuenta por los gobernantes en sus programas sociales para atacar las barreras sociales y las que son producto de la idiosincrasia de las poblaciones afectadas. Ana Revenga, directora Senior para Pobreza en el Grupo del Banco Mundial dice: “si no se aborda este asunto, será muy fácil que los más vulnerables sean ignorados por las redes de protección social, independientemente de lo bien enfocados que estén estos programas”.

El año pasado en el Perú, la pobreza disminuyó a 23,9%, sin embargo en regiones como Pasco, Amazonas y Madre de Dios, los índices de pobreza crecieron. La desigualdad se agrava más a pesar de que el accionar del gobierno pareciese mejorar el panorama general.

La clave, según el Banco Mundial, está en “mejorar la coordinación entre diferentes programas sociales y económicos, así como enfrentar el costo mental y emocional que la pobreza impone en los pobres y en su capacidad de mejorar sus vidas”. No podemos permitir seguir avanzando mientras un grupo importante de gente ve el bienestar cada vez mas lejos.

Fuente [Espacio360.com]

Contenido Relacionado