¿Por qué los Estados Unidos suscriben tan pocos tratados internacionales? - LeaNoticias.com

¿Por qué los Estados Unidos suscriben tan pocos tratados internacionales?

Es habitual escuchar acusaciones de ignorar la legalidad internacional dirigidas a los Estados Unidos. La primera potencia mundial rara vez se somete al arbitrio de las instancias internacionales y es extremadamente celosa de su independencia. Es el principio enunciado por el presidente Bill Clinton, pero presente en la cultura política norteamericana desde mucho antes: «Actuaremos con otros cuando se pueda y en solitario cuando sea necesario».

tratado-otan-epa-

Washington rara vez permite que los tratados internacionales se entrometan en sus políticas. De hecho, salvo aquellos que son de un valor estratégico vital para sus intereses, como los firmados en su día con la URSS para la no proliferación de armamento nuclear, los Estados Unidos casi no se adhieren a tratados internacionales.

Esta reticencia a la asunción de compromisos con otros estados se explica sobre todo en clave interna. En la propia Constitución norteamericana aprobada en 1788 se establece que bastará el voto en contra de un tercio de los senadores para vetar la entrada en vigor de un tratado, por más que este cuente con el visto bueno del presidente, lo que hace muy probable que en esa cámara se bloqueen las iniciativas. Esto ha llevado en la práctica a que los distintos inquilinos de la Casa Blanca hayan desistido de presionar a los senadores para la ratificación de los acuerdos internacionales, dada la práctica imposibilidad de lograr la holgada mayoría que la Carta Magna exige.

Barack Obama es quien ha de bregar ahora con esta renuencia de los legisladores, que analistas como David Kaye consideran que está llevando a Estados Unidos a un excesivo aislamiento en el contexto mundial y está mermando su capacidad de influencia diplomática. Un gran número de senadores republicanos está convencido de que por la vía de los tratados se pueden colar en el ordenamiento jurídico lo que no son sino cortapisas al libre ejercicio de la soberanía estadounidense y no están dispuestos a consentirlo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Pero esto no ha sido un problema para Obama. Ya Woodrow Wilsonvio como, al terminar la Primera Guerra Mundial, pese a haber sido el principal promotor de la creación de la Sociedad de Naciones, el veto del Senado dejó a los Estados Unidos fuera del organismo que estaba llamado a regular el concierto internacional durante las décadas siguientes.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado