Presidente Obama denuncia que EEUU es uno de 3 países que no contempla permiso laboral pagado por maternidad

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, denunció hoy que su país es uno de los tres únicos en el mundo que no ofrecen una baja de maternidad retribuida a nivel nacional, y afirmó que “es hora de cambiar” esa política.

barack-obama-465

“Sólo tres países en el mundo dicen que no ofrecen una baja de maternidad pagada. Tres. Y Estados Unidos es uno de ellos. Es hora de cambiarlo”, dijo Obama en su discurso radiofónico de los sábados.

En EEUU, donde no existe legislación nacional sobre el permiso de maternidad, el tratamiento laboral del parto depende de cada compañía, lo que lleva a muchas madres a regresar rápidamente a trabajar después de dar a luz o, si pueden permitírselo, tomarse hasta 12 semanas sin sueldo.

Según un estudio publicado en mayo por la ONU, los otros dos países que mencionó Obama son Omán y Papúa Nueva Guinea.

“Muchos empleos no ofrecen las bajas adecuadas para cuidar de un nuevo bebé o un padre enfermo, así que los trabajadores no pueden permitirse estar ahí cuando su familia les necesita más. Eso está mal, y no nos permite progresar”, señaló el mandatario.

El discurso de Obama sirve como prólogo para la Cumbre sobre Familias Trabajadoras que celebrará la Casa Blanca este lunes, un foro con el que el Gobierno de Obama quiere destacar la necesidad de ayudar a los empleados del país a conciliar mejor la vida familiar y la laboral.

Según fuentes de la Casa Blanca, se espera que Obama use su poder ejecutivo para anunciar alguna acción concreta el lunes, al tiempo que busque “oportunidades para trabajar con el Congreso” para facilitar el equilibrio entre la vida laboral y familiar.

Obama identificó hoy otro “reto” pendiente en el país, el alto coste de las guarderías y los centros de cuidado de niños, que supone “miles de dólares al año en gastos”, y muchos padres “no pueden permitírselo”.

“Eso hace que los padres hagan lo imposible para conseguir simplemente que sus hijos estén seguros mientras están en el trabajo, y no puedan ni plantearse darles la educación temprana de calidad que ayuda a los niños a triunfar en la vida”, lamentó Obama.

Por último, indicó que la mayoría de los trabajadores buscan tener más flexibilidad, “la posibilidad de tomar un par de horas libres para una conferencia de padres y maestros o trabajar desde casa cuando su hijo está enfermo”.

“Cuando los trabajadores tienen acceso a ese tipo de acuerdos de flexibilidad no sólo consiguen ser más felices en sus trabajos, sino que los estudios demuestran que también hacen que sean más productivos y ayuda a reducir el número de trabajadores que dejan la empresa y el absentismo. Eso es bueno para los negocios”, defendió.

En la cumbre del lunes, la Casa Blanca busca destacar las buenas prácticas que ya llevan a cabo algunas empresas al ofrecer permisos pagados de maternidad y paternidad, permitir el teletrabajo ciertos días del mes o informar a los empleados sobre sus horarios con antelación, para que sirvan como ejemplo a otras compañías.

Fuente [EFE]

Contenido Relacionado

Related Topics