Prevención higiénica es clave para evitar la AH1N1

Mantener conciencia ciudadana y prevención higiénica son la clave para evitar la propagación de la influenza AH1N1,  por lo que la campaña en todos los establecimientos adscritos a la Dirección Estadal de Salud de Miranda está fundamentada en las normas a cumplir por el personal de salud y en educar a la población.

Lavado de manos

En la red de salud pública de Miranda, el personal asistencial está preparado para aplicar el protocolo relativo al manejo de la gripe AH1N1, el cual fue activado oportunamente con el objeto de que sean aplicadas las normas sobre vigilancia epidemiológica, prevención, diagnóstico, tratamiento y respuesta del sistema de salud; por lo que toda persona que presente un cuadro gripal debe acudir de inmediato a los centros para recibir orientación y ser observada.

Las autoridades han advertido a la población que la higiene preventiva es el principal elemento para evitar la propagación del virus, insistiendo en el lavado de manos con abundante agua y jabón; el uso de gel antibacterial con una concentración mayor de 60% de alcohol y taparse la boca al toser o estornudar con el ángulo interior formado entre brazo y antebrazo.

La higiene del ambiente cuenta en la prevención, por lo que la limpieza y ventilación diaria de superficies, pisos y espacios es fundamental para impedir la propagación de este subtipo de influenza, ya que su transmisión de persona a persona también es posible por gotas de saliva diseminadas (fómites) sobre cualquier superficie, con la cual las manos pueden tener contacto.

Igualmente, entre las medidas de atención destaca que la persona no se auto medique, que ingiera abundante líquido -preferiblemente agua- y acuda de inmediato al ambulatorio u hospital más cercano, para que un profesional de la medicina lo evalúe y señale la conducta a seguir si presenta fiebre sobre los 39ºC por más de tres días, dolores musculares y articulares, dolor de cabeza, dificultad respiratoria, tos, dolor de garganta; síntomas que pueden estar acompañados a veces por vómito y diarrea.

Las autoridades de Salud reiteran que la vacuna contra la influenza sólo debe colocarse a las personas que forman parte del grupo de riesgo, tales como adultos mayores de 65 años; niños menores de dos años; personas con inmunodeficiencia; pacientes diagnosticados con diabetes y embarazadas en su segundo trimestre.

El director estadal de Salud, Andrés Eloy Abreu, ha sido enfático al señalar que la población debe mantener las normas de higiene y que la Dirección de Salud está trabajando en los siete distritos sanitarios mirandinos sobre la base de la prevención y atendiendo los casos sospechosos.

Prensa MPPS

Contenido Relacionado