¿Puede un bombillo iluminar por 100 años? (+ video)

¿Se imaginan cuántos disgustos se habría ahorrado la especie humana con fuentes de energía inagotables? A pesar de que energías como la solar cumplen ese requisito, en este caso nos referimos a la campana eléctrica de Oxford, llamada así por pertenecer a la universidad británica y que lleva en funcionamiento desde 1840.

bombillo

El invento se conserva a día de hoy en el laboratorio Clarendon de la institución académica, donde está expuesto dentro de una doble capa de vidrio que aísla el incesante sonido que produce y que, con el tiempo, terminaría volviendo loco a más de uno.

Durante más de 170 años, la campana ha funcionado de forma casi ininterrumpida. Y casi porque hay constancia de que, en algunas ocasiones y a causa de la humedad, el incombustible mecanismo se ha detenido. Sin embargo, cuando las condiciones volvían a ser aptas para su funcionamiento, la campana ha vuelto a sonar sin necesidad de intervención externa.

La campana funciona gracias a un peculiar sistema basado en la repulsión de cargas eléctricas. El experimento de los fabricantes londinenses Watkin y Hill está compuesto por dos pequeñas campanas de latón que se encuentran sujetas cada una a una gran pila seca, que es la fuente de energía. En el escaso espacio que hay entre los dos elementos sonoros cuelga un pequeño badajo de 4 milímetros.

Cuando el badajo entra en contacto con una de las dos campanas, la pila correspondiente lo carga de electricidad, siendo así repelido por la fuerza electrostática y atraído por la otra campana. Este movimiento se repite con una frecuencia de oscilación de 2 hertzios. Así, se estima que, desde 1840, la campana habría sonado cerca de once mil millones de veces

 

Si la fuente de energía fuera una pila química como las que utilizamos hoy en día, la campana habría dejado de sonar hace muchos años. Y es ahí, en la pila, donde se encuentra el secreto de esta campana eterna.

El misterio solo podrá ser resuelto a golpe de paciencia: cuando las pilas se agoten y la campana deje de funcionar, los científicos podrán abrir y analizar la que es, según el libro Guinness de los récords, la batería más duradera del mundo.

[Fuente: noticias24.com]

Contenido Relacionado

Related Topics