Estos son los riesgos del ejercicio durante el embarazo

La práctica de ejercicios durante el embarazo es un tema que genera dudas, puesto que para algunos especialistas es totalmente beneficioso, mientras que para otros es riesgoso para la salud del bebé y su desarrollo normal. Los peligros de la actividad física en las embarazadas se dan especialmente durante los tres primeros meses

Peligros del ejercicio durante el embarazo

Estudios realizados han determinado que la realización de ejercicios durante la gestación, no representa peligro para la madre ni el bebé, siempre y cuando se haga teniendo los cuidados correspondientes y atendiendo las contraindicaciones establecidas por el médico.

El estudio titulado “El ejercicio físico durante el embarazo: ¿Un riesgo para el recién nacido?”, publicado en la revista científica Apunts – Educación Física, determinó que la práctica de ejercicio moderado durante el segundo y tercer trimestre del embarazo no ocasionan riesgos en el estado general de salud del recién nacido.

Ahora bien, toda mujer embarazada debe estar muy bien informada sobre los riesgos de la realización de ejercicios y sus contraindicaciones, antes de iniciar la rutina física prenatal. Lo más recomendable es consultar al ginecólogo y seguir al pie de la letra sus recomendaciones.

Posibles riesgos

Bajo la premisa de que todo exceso es malo, la actividad física durante el embarazo se debe realizar de manera moderada y supervisada, puesto que el exceso puede ocasionar riesgos de parto prematuro, malformaciones fetales y retraso en el crecimiento intrauterino. Por esta razón los expertos recomiendan que las embarazadas hagan una rutina que contengan ejercicios de estiramiento, calentamiento y relajación.

Lesiones: Las articulaciones de las mujeres embarazadas son más sueltas de lo normal, lo que las hacen propensas a sufrir lesiones como esguince u otras.

Contracciones: Aunque no se ha demostrado que el ejercicio puede ocasionar contracciones uterinas en la embarazada, lo que sí es cierto es que la actividad física aumenta la concentración de hormonas en la sangre, como la noradrenalina, la cual estimula al útero. Los ejercicios en exceso pueden desencadenar en un parto prematuro.

Falta de oxigenación fetal

Aunque la práctica de ejercicios diarios ayuda a la oxigenación de la madre y por lo tanto del bebé, si no se toman las posturas adecuadas o se hacen ejercicios y prácticas deportivas no recomendadas, la mala distribución del volumen plasmático hacia la piel y los músculos, puede comprometer la oxigenación y nutrición fetal.

Elevación de la temperatura corporal: La embarazada al realizar ejercicio físico libera calor, el cual puede convertirse en un potencial riesgo para el feto, produciendo lo que se denomina hipertermia fetal. El riesgo está presente especialmente en el primer trimestre de gestación y es proporcional a la intensidad del ejercicio.

Contraindicaciones

Según los especialistas la práctica del ejercicio físico no es recomendable en las mujeres embarazadas que presenten las siguientes condiciones:

  • Enfermedades cardiacas
  • Enfermedades pulmonares
  • Hipertensión arterial
  • Amenaza de aborto
  • Embarazo múltiple
  • Sangrado vaginal
  • Anemia

Aunque estos riesgos pueden llevar a las embarazadas a dejar de lado la actividad física, es importante tomar en cuenta que mientras se hagan los ejercicios adecuados, en la intensidad recomendada, no existe ningún riesgo, por el contrario la práctica será beneficiosa para la futura madre y el bebé.

¿Y tú qué opinas?, ¿Una mujer embarazada debe realizar ejercicios? Si te gustó al información compártela en tus redes sociales para que llegue a todas aquellas futuras madres que tienen dudas sobre las rutinas de ejercicios.

Somos LeaNoticias.com

Visita también YoEmigro.com

Contenido Relacionado