Ser porrista es algo más que un “hobbie” - LeaNoticias.com

Ser porrista es algo más que un “hobbie”

El cheerleading es uno de los “pasatiempos formales” que engloba varias características de distintos deportes, la Federación Venezolana de Porrismo (FEVENPOR), recalca que su deporte considerado por los que lo conocen, como pionero en el deporte y potencia a nivel nacional

porristas-1

Faldas cortas, cuerpos atléticos, gimnasia, actitud y sobretodo cero miedo a las alturas, esas son las características típicas de un porrista en Venezuela y el exterior.

Desde el año 1999 este arriesgado deporte ha invadido las canchas, plazas y hasta semáforos anzoatiguenses en busca de ser reconocido por el Instituto de Deportes del Estado Anzoátegui (IDEA) como un deporte de alto rendimiento.

El porrismo o cheerleading consta de diferentes atributos que lo califican como un deporte. Los atletas literalmente arriesgan su vida al realizar los trucos permitidos en cada nivel, estos inician en la categoría Pee-Wee (4 a 6 años) hasta el Nivel 6 (de 15 a 29 años) todos divididos en distintas modalidades y dependiendo de la competencia: acrobático completo, coreográfico, partner, tríos, quintetos e individuales.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Los costos en cada competencia son cubiertos la mayoría de las veces por los atletas de cada equipo, ya que en el IDEA las principales autoridades se “esconden” y les niegan el apoyo.

En el estado Anzoátegui hacen vida 30 equipos de los cuales 10 corresponden a instituciones educativas, el resto son clubes independientes, todos pertenecientes a la Federación Venezolana de Porrismo (FEVENPOR), Afiliada a la federación Internacional de Cheerleading y a la Federación Panamericana de Cheerleading.

“Los colegios gozan de mejores beneficios cuando se acercan las competencias ya que los padres costean la mayoría de los gastos y la institución también brinda un porcentaje de sus ganancias para que los atletas compitan cómodos” señaló el presidente de FEVENPOR, Jesús López, quien desde hace 10 años posee este cargo.

Los clubes independientes son los más perjudicados en este aspecto, la comida, transporte, hospedaje, uniformes e inscripciones son costeados por ellos mismos.

“La mayoría de las veces nos toca hacer “semáforo”, esto consiste en pararnos en los semáforos como hacen los indigentes, hacemos nuestras acrobacias y lanzamientos para que la gente colabore con nosotros. Incluso nos ha tocado salir de las prácticas a las 7:30pm y pararnos en el sector Venecia hasta las 10:00pm solo por las ganas de competir” comentó Walter Rodríguez, atleta del equipo “Wild Cheer”.

En busca de patrocinio los presidentes y atletas de cada equipo organizan también auto lavados, ventas de dulces, bebidas y rifas benéficas. Otra manera de cubrir una parte de los gastos es solicitando colaboraciones en distintas empresas del estado, pero debido a la situación económica del país la ayuda monetaria solicitada no es aprobada.

Julio Moy, entrenador y atleta de “Wild Cheer”, uno de los clubes más reconocidos del país comenta que en sus inicios, hace 10 años la situación era igual que en la actualidad. En dos oportunidades el IDEA les donó el transporte, pero los autobuses no estaban en buenas condiciones y los viajes eran completamente incómodos.

“Cuando viajamos a Cartagena en Octubre de 2006 para el “Latinoamericano de Porrismo” el autobús que nos dieron no tenia aire acondicionado, ni baño y algunas ventanas estaban rotas, tuvimos que cerrarlas con cajas de cartón. Además incluyeron en el bus que era de 35 puestos, 4 equipos. En total casi 50 personas lo ocupamos. ¡Imagina como viajamos! Algunos de los muchachos tuvieron que dormir en el piso de la unidad y en las escaleras. ¿En qué cabeza cabe? vamos a salir del país a representar no solo a Anzoátegui sino a Venezuela y nos le dan importancia” explicó Moy.

porristas-3

El entrenador de los Wild también agregó que en el ente rector del deporte en Anzoátegui, aborrecen al porrismo y al presidente de la federación por razones que desconoce. Otra de las cosas que afecta el desarrollo del cheerleading es la falta de organización en la FEVENPOR. “Jesús se encarga de todo. El tiene una directiva pero al final quien termina matándose para conseguir el sitio de competencias, la hidratación, entre otras cosas es él” destacó Moy.

Muchas veces por la falta de recursos para realizar las competencias, la federación incrementa el precio de las inscripciones y fichajes, este es otro factor que afecta el bolsillo de los porristas.

En las nuevas leyes del deporte incluyeron varias modalidades pero el cheer no fue una de ellas. Jesús López comento que seguirá en la lucha para que este atractivo “pasatiempo formal” pase a ser un deporte olímpico o de alto rendimiento.

“Nuestros muchachos son excelentes atletas, incluso puedo atreverme a decir que son más completos que cualquier otro deportista de alto rendimiento. Un porrista debe tener resistencia para subir a una flyer (aviadoras, suelen ser las chicas), algunas veces no es solo una, sino dos o tres, todo dependiendo del truco. Además deben saber bailar, hacer perfectamente líneas de gimnasia y sumado a eso soportar las rutinas por completo. Si no son atletas de alto rendimiento, entonces ¿cómo los llamarías?”.

Aprovechar el tiempo libre para llegar muy alto.

A pesar de no ser un deporte la masificación de atletas ha incrementado en los últimos 2 años, a nivel escolar e independiente, superando muchas disciplinas deportivas catalogadas de olímpicas.

“En mi opinión muchos de los entes gubernamentales piensan que lo que hacemos es solo por diversión, solo hacer porras y agitar pompones. Ellos no han visto todo el trabajo que realiza y que pasa un porrista. No han visto lo complicado de este deporte y todo el esfuerzo físico que se necesita” agregó María José Perrinello, porrista consagrada de “Wild Cheer” y entrenadora del Colegio Ítalo Venezolano.

“El porrismo es un deporte no solo de entrenamiento constante, sino también de trabajo en equipo, familiar y amistad. Nosotros incluimos a nuestros familiares para que así se dé a conocer un poco más lo que hacemos y amamos. Creo que no necesitamos millonadas para los viajes y competencia solo pequeños aportes, pero la mayoría de las empresas son incapaces de ayudarnos” apuntó Perrinello.

porristas-4

“Nuestra meta no es solo ganar competencia, medallas y trofeos, también buscamos sacar a los muchachos de la calle, de estar sin hacer nada. Sobre todo en una sociedad como la de hoy donde las drogas, la delincuencia y el alcohol están muy presentes” comentó Carlos Amendolia, presidente de los “Wild Cheer”.

En Anzoátegui el cheerleading es considerado por los que lo conocen, como pionero en el deporte y potencia a nivel nacional. “La Federación Venezolana de Porrismo fue creada por las primeras asociaciones de porrismo del país de los estados Anzoátegui, Bolívar y Delta Amacuro. En la actualidad compiten clubes y colegios de 15 estados” explicó Jesús López.

“La misión de la federación y de todo club es fomentar el porrismo como deporte, para que todos los niños y jóvenes venezolanos disfruten de una actividad que no discrimina el color, sexo, edad, ni condición social. Todos los que pertenecemos a esta hermosa actividad queremos lo mismo, que nuestro deporte surja. Por eso dictamos clínicas a nivel nacional y organizamos campamentos cheer” destacó López.

Intentamos entrevistar al director del IDEA, Carlos Rivas, pero este se negó a la entrevista.

”En el momento que los entes gubernamentales lean este reportaje, les haría el llamado que por lo menos se acerquen al gimnasio, para que vean el potencial de jóvenes que tenemos aquí” concluyó Julio Moy.

[Por: Oriana S Mujica, estudiante de Comunicación Social de la USM Oriente]

Contenido Relacionado

Related Topics