Sobrevivir al ébola y a una factura de 500 mil dólares - LeaNoticias.com

Sobrevivir al ébola y a una factura de 500 mil dólares

Si a Teresa Romero el ébola le hubiese sorprendido en un hospital de EE.UU., su gran preocupación ahora mismo sería –por encima de las acciones legales que piensa interponer o del recuerdo de Excalibur- cómo pagar la factura médica, puesto que los costes pueden dispararse hasta los 500.000 dólares.

En el caso español, fuentes de la Consejería de Sanidad madrileña aseguran a ABC que aún no se ha valorado el coste de la asistencia a Teresa, pero, en cualquier caso, ella no tendrá que pagar nada. En España, la sanidad es pública, universal y gratuita en el acceso. Los ciudadanos pagan sus impuestos, en función de su capacidad económica, y a cambio reciben todo tipo de servicios sanitarios, según sus necesidades de salud.

combo-costes-ebola--644x362

En nuestro país, tiene derecho a recibir asistencia sanitaria gratuita tanto los españoles como los extranjeros con residencia legal, estén en activo o desempleados. Además, el asegurado puede tener en su «cartilla» a su cónyuge y a sus hijos menores de 26 años, siempre que residan en España. Las personas mayores de 26 años sin empleo y los rentistas también pueden acceder a la tarjeta sanitaria, siempre y cuando sus ingresos no superen los 100.000 euros anuales. En el caso de los inmigrantes en situación ilegal en nuestro país, tienen acceso sólo a la atención básica, como urgencias, embarazos y partos, o si son menores de edad, etc. [Quién tiene derecho a la tarjeta sanitaria]

En EE.UU., los costes para el tratamiento del ébola son muy altos. Varían en función de las necesidades de cada paciente –número de días internado en UCI, si necesita diálisis, respiración asistida, uso de sueros por vía venosa-, pero la aseguradora Lockton lo sitúa en 8.500 dólares al día (6.000 dólares por la estancia en la unidad de cuidados intensivos y 2.500 por los gastos de personal y las terapias específicas), según «Businesweek». Otras estimaciones son todavía más altas. Gerard Anderson, de la Facultad de Salud Pública Bloomber de la Universidad John Hopkins, dijo a «Marketwatch» que los costes pueden estar entre 18.000 y 24.000 dólares al día, lo que incluye no solo el tratamiento del paciente, sino también la pérdida de ingresos por las camas que no se pueden usar al aislar al enfermo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La factura total puede dispararse hasta los 500.000 dólares o más, si el tratamiento se produce en instalaciones con unidades especializadas de biocontención. En EE.UU. hay cuatro centros con estas unidades y todos los enfermos de ébola –excepto el liberiano Thomas Duncan, el único hasta el momento que no ha sobrevivido la enfermedad, y el médico Craig Spencer, internado en el hospital Bellevue de Nueva York- han sido tratados en uno de ellos.

Kent Brantly y Nancy Writebol, los dos primeros estadounidenses repatriados con ébola desde África, fueron tratados en el hospital de la universidad Emory, en Atlanta. Rick Sacra fue trasladado a Nebraska, igual que el cámara de la NBC Ashoka Mukpo. Nina Pham, una de las enfermeras que se contagió en el tratamiento de Duncan, fue trasladada a los Institutos Nacionales de la Salud en Bethesda, Maryland. Su compañera Amber Vinson, también infectada, fue llevada a Emory, donde también se trató a un repatriado desde África cuya identidad se ha mantenido en secreto.

El tratamiento de Brantly y Writebol fue cubierto por el seguro contratado por la organización cristiana para la que trabajaban, SIM, al igual que en el caso de Sacra y de Spencer, que trabaja para Médicos sin Fronteras. Después de que los familiares de Mupko iniciaran una campaña en internet para sufragar los gastos de su hospitalización, NBC anunció que se haría cargo de ella. Las enfermeras Pham y Vinson tienen el seguro contratado con su trabajo.

El seguro no cubre todo

¿Tener seguro significa que no han tenido que pagar por su tratamiento? No. En EE.UU. los seguros incluyen un «deductible», una cantidad que hay que pagar por cada tratamiento o visita al médico, que depende del coste de cada atención.

Las pólizas de seguro suelen tener un máximo de dinero anual que se puede exigir a los asegurados por este concepto, que, dependiendo de su plan, puede oscilar entre 1.500 y 13.000 dólares.

Con mucha probabilidad, un tratamiento de ébola conduce a pagar ese máximo anual de una tacada. El asunto se complica si la enfermedad ocurre lejos de la ciudad o el estado del paciente. Probablemente, eso implica que el hospital que acoja al enfermo no forme parte de la red de hospitales de su seguro, y que la cobertura del tratamiento se convierta en una pesadilla burocrática o que haya que pagar más de lo esperado.

El liberiano Thomas Duncan, el primer caso de ébola detectado dentro de las fronteras de EE.UU., no tenía seguro. Probablemente su tratamiento fue muy costoso, ya que su empeoramiento requirió de tratamientos adicionales, como diálisis. No tener cobertura médica implica asumir la factura hospitalaria en su totalidad. En casos como el de Duncan, los hospitales normalmente ofrecen ayuda financiera o echan mano de fondos benéficos.

El centro en el que fue tratado, el Texas Health Presbyterian, no ha explicado cómo se ha pagado su tratamiento, pero los expertos creen en que no habrán obligado a la familia de Duncan a correr con los gastos. Los fallos cometidos por el hospital –en su primera visita al centro, Duncan fue devuelto a casa con antibióticos, a pesar de tener síntomas y de haber comunicado que había estado en Liberia poco antes- y los perjuicios de imagen que esto supondría no lo aconsejan.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado