Sudáfrica, en el triángulo de las relaciones de espionaje internacionales - LeaNoticias.com

Sudáfrica, en el triángulo de las relaciones de espionaje internacionales

Abajo en el mapa, donde termina África, en el extremo del mundo, Israel, Estados Unidos, Irán Reino Unido y hasta los terroristas islámicos encontraron el lugar donde poner sus fichas en la guerra invisible del espionaje internacional. La mayor filtración de cables desde WikiLeaks ha puesto de manifiesto la participación de los espías de la Agencia Estatal de Seguridad (SSA) de Sudáfrica en diversas intrigas internacionales y ha revelado al país como escenario de otras tantas batallas silenciosas entre 2006 y finales de 2014.

Su alta tecnología armamentística e industria militar y su importante aparato de inteligencia heredado del apartheid, junto a las relaciones con el bloque comunista y los países no alineados durante los años de lucha por la liberación, convierten a Sudáfrica en un socio perfecto para la diplomacia secreta. El mejor espía es el que no tiene enemigos. «Sudáfrica es El Dorado del espionaje», ha publicado The Guardian.

sudafrica-parlamento-zuma--644x362

El presidente sudafricano Jacob Zuma ríe antes de contestar a una pregunta sobre su Discurso sobre el Estado de la Nación en Ciudad del Cabo

Según los ‘Spycables’ -centenares documentos de diversas agencias de espionaje en poder de diario británico The Guardian y la cadena qatarí Al Jazeera- Sudáfrica se convirtió en uno de territorios elegidos por el Gobierno de Teherán para tratar de eludir las sanciones y el control de su programa nuclear.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Mientras, los agentes israelíes robaban tecnología sudafricana lanzamisiles y la República Islámica se interesaba por dispositivos aeroespaciales ‘made in SA’, los hombres de la CIA pedían a sus compañeros sudafricanos en Jerusalén que les ayudaran a conseguir una cita con Hamás. Y desde Somalia, un importante miembro de Al Qaida mantenía frecuentes conversaciones con números de teléfono sudafricanos.

Presionados por los servicios secretos de EEUU, en su supuesto afán por endurecer las sanciones contra Irán, los agentes sudafricanos extremaron la vigilancia de las delegaciones iraníes en el país, y elaboraron un detallado informe sobre sus actividades. El documento, que forma parte de los ‘Spycables’ asegura que varios funcionarios del régimen de Teherán se reunieron con el expresidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, supuestamente para solicitar ayuda para su programa nuclear.

Los espías sudafricanos observaron un especial interés compañías e individuos iraníes en tecnologías aeroespaciales para el guía de misiles, dispositivos de intercepción de telecomunicaciones y encriptado. “La cooperación entre entidades iraníes y la industria militar nacional deberían ser reconsideradas”, alertaron los servicios secretos.

Sudáfrica y el terrorismo islámico

En otro de los cables difundidos por Al Jazeera, el MI6 del Reino Unido advierte a Sudáfrica la intercepción de comunicaciones de un prominente miembro de Al Qaida en Somalia con diversos números de teléfono sudafricanos. Los agentes británicos solicitaban a sus homólogos información sobre la identidad y movimientos de los propietarios de estos números.

Pese a que Sudáfrica no cuenta con evidencias claras de la presencia de células de Al Qaida o el Estado Islámico en su territorio, los servicios secretos internacionales mostraban su preocupación por la posibilidad de que el país se convirtiera en base segura para islamistas.

La noticia llega después de que Sudáfrica publicara una lista de once supuestos terroristas que podrían haberse asentado en la República. Otros yihadistas, como la británica Samantha LouiseLewthwaite, conocida como ‘La viuda blanca’, ya utilizaron pasaportes sudafricanos para evitar el control en las fronteras.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado