“Tres lecciones que aprendimos con Breaking Bad”; por @Edigomben

Esta serie se estrenó en 2008 y finalizó en agosto de 2013. Aunque haya pasado tres años desde que desapareció, ha recibido un aluvión de críticas y ha sido considerada uno de los programas de televisión por cable más visto en Estados Unidos.

breaking-bad

Por esta razón, me gustaría recordar su trama y algunas lecciones claves que aprendimos con el protagonista Walter White.

La serie Breaking Bad cuenta la historia de Walter White, un hombre que decide lanzarse a la aventura de emprender y abrir una startup por necesidad. Su estado de salud es complicado y necesita un tratamiento que no puede costearse.

Aunque emprenda por necesidad, estudia y analiza muy bien el mercado, las necesidades de los consumidores, a los competidores y decide abrir un negocio de anfetaminas, ya que gracias a sus conocimientos de química puede crear productos de muy buena calidad que permita diferenciarse del resto.

Se crea su propia imagen de marca (“La anfetamina azul”) y siendo consciente de que le faltan conocimientos para gestionar la empresa, decide aliarse con un socio y más adelante con otros partners que son de gran ayuda para desarrollar su negocio y convertirse en alguien exitoso.

A pesar de conocer sus debilidades, sacó fuerzas para potenciar sus fortalezas y conseguir sus objetivos: buscaba ideas creativas y soluciones ante imprevistos, tomaba decisiones firmes sin obstaculizarle el miedo al fracaso, conseguía dinero para su familia y luchaba ya no solo por dinero, sino por sentirse realizado y cumplir su sueño de ser dueño de su propio negocio, sin tener que rendirle cuentas a ningún superior.

Haciendo una valoración global de la serie, podemos sacar en claro tres lecciones que pueden resultar muy útiles para aquellos emprendedores que quieran aplicarlas en sus negocios:

1. Alíate con gente que te complemente y que sepan más que tú

Si crees que te faltan conocimientos para emprender un negocio, encuentra a alguien que pueda suplir esos conocimientos y carencias que tú tienes.

Para esto es primordial que seas honesto contigo mismo y aceptes tus debilidades.

Así lo hizo Walter White, quien delegó a bandas locales de traficantes esa tarea, ya que ellos conocían mejor sobre ese sector y contaban con más experiencia.

2. Descubre tus talentos

White sabía mucho sobre química y era consciente de ello. Por eso, decidió abrir un negocio sobre lo que le apasionaba y eso fue lo que le llevó a fabricar metanfetamina.

Todos tenemos algo que se nos da bien hacer, debemos averiguar qué es y explotar nuestras habilidades al máximo. Ahí está la clave para que el negocio crezca y tenga éxito.

3. Aprende de los errores de tus competidores

Walter cometió el error de obviar los errores de sus enemigos y de sus socios. Pero, su perfeccionismo y su necesidad de querer dejarlo todo atado hicieron que otros pudieran desmoronarlo y acabar con él.

Es indudable que de los errores se aprenden y que no es malo cometerlos. De hecho, nuestros errores y los que cometen otros nos ayudarán a aprender de ellos para que la próxima vez tomemos una decisión más acertada.

Y tú, ¿qué otras lecciones sacas de Breaking Bad? ¿Qué características crees que debe tener un emprendedor para tener éxito en su negocio?

Edith Gómez

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.  Twitter: @edigomben

Contenido Relacionado