Twitter: 6 años de 140 caracteres

Lo más probable es que, apenas seis años atrás, si alguien nos decía algo sobre “Twitter”, nos íbamos a preguntar de qué se trataba, qué significaba esta misteriosa palabra que en español carece de sentido. Aunque en inglés puede ser tanto “ruido hecho por pájaros” como “una breve explosión de información inconsecuente”, Twitter era algo nuevo. Ahora, seis años más tarde, esta joven red social (una especie de hermana menos de los ocho años de Facebook) es una de las más utilizadas del mundo.

twitter1

Twitter cambió la forma que tenemos de comunicarnos con nuestros contactos y con las empresas de las cuales somos clientes. Cambió la forma y la velocidad en la que obtenemos información. Nos permitió ser más breves e imaginativos. Su fail whale nos ha causado disgustos. Al fin y al cabo, Twitter forma parte de esta llamada revolución de las redes sociales de la que todos formamos parte, y cada vez se consolida más como una poderosísima herramienta de comunicación. Por eso, hoy en día vamos a recorrer su historia.
Los comienzos

Allá por 2006, existía una compañía de podcasts llamada Odeo, donde trabajaba un joven llamado Jack Dorsey. En una sesión de brainstorming, Dorsey propuso la idea de crear un sistema de SMS a través del cual un individuo pudiera comunicarse con un grupo pequeño de personas. Odeo comenzó a desarrollar el proyecto, bajo el nombre de twttr. El nombre estuvo inspirado por el éxito de Flickr, y además, para estar en línea con la inspiración de los SMS. El 21 de marzo de 2006, se comenzó a trabajar oficialmente en twttr, y Dorsey inauguró esta red social con un mensaje simple: “solamente configurando mi twttr”.

El producto era una forma de transmitir información (cualquier tipo de información) de una manera fácil. Al comienzo se utilizó como un servicio interno para los empleados de Odeo, pero la versión final fue presentada al mundo el 15 de julio de 2006. El éxito de Twitter comenzaba a despuntar. Algunos meses más tarde, Dorsey, junto a Evan Williams y Biz Stone, formaron Obvious Corporation, compraron Odeo y finalmente la transformaron en Twitter a comienzos de 2007.

La popularidad de Twitter realmente adquirió niveles notorios durante el festival SXSW (South by Southwest), cuando los tweets subieron de 20.000 a 60.000 por día. ¿Por qué? Porque Dorsey y los suyos pusieron pantallas de plasma gigantes en los pasillos de las conferencias, pantallas que transmitían mensajes de Twitter en tiempo real. Hoy en día, nos parece una práctica que es hasta casi un cliché, pero en ese entonces, fue lo que se necesitó para catapultar a Twitter al éxito.
Su crecimiento

twitter2
En esa misma edición de SXSW, Twitter recibió el premio de la Web por su servicio. Y, como no podía ser de otra manera, agradecieron en 140 caracteres. El éxito no fue inmediato pero el crecimiento era imparable. En el primer cuartil de 2007, los tweets que se mandaban desde la flamante red social eran 400.000. Para el mes de febrero de 2010, tres años más tarde, se estaban mandando 50 millones de tweets.

Los usuarios no tardaron en descubrir que Twitter podría ser una forma genial para hacer “coberturas” amateur de eventos. Durante ocasiones importantes los servidores de Twitter se encontraron incapaces de manejar la absurda cantidad de hasta 4.000 tweets por segundo. Así es como también se fueron creando funcionalidades como los Trending Topics, una forma de seguir qué es lo más candente del momento de acuerdo con los propios usuarios de Twitter.

A medida que fue creciendo, con más y más usuarios alrededor del mundo adoptando el servicio, Twitter comenzó a tener que pensar una forma de monetizar su producto. Esto es algo que todavía se sigue pensando, a pesar de la introducción de funcionalidades como los tweets promocionados. Sin embargo, inversiones no faltan en este pequeño monstruo de internet que en 140 caracteres revolucionó la escena.

No solamente Twitter experimentó un crecimiento: la presencia de las marcas en internet se afirmó con perfiles (este año, Twitter anunció un rediseño que además introdujo páginas para marcas que se diferencian de las páginas de usuarios) y el universo de Twitter se expandió con una infinidad de clientes para manejar y monitorear las cuentas. Eventualmente, con la compra de productos como Tweetie y Tweetdeck, la compañía también se dedicó a absorber pequeños productos aunque no logró optimizar su rendimiento (por eso, muchos temen por Posterous, su última adquisición).
Un cambio en el lenguaje

twitter3

Una de las cosas más importantes que podemos destacar de la presencia de Twitter en internet es cómo logró cambiar la forma en la que nos comunicamos. A diferencia de Facebook, en Twitter tenemos una simple inmediatez que facilita la comunicación y nos abre un abanico de posibilidades casi sin fin.

Con Twitter, tenemos que encontrar la forma de ser breves y concretos, de decir lo que queremos decir en solamente 140 caracteres. Aunque muchas personas no diferencian Facebook de Twitter, su funcionamiento es muy diferente, y el perfil de usuario también lo es. Los usuarios intensivos de Twitter no lo abandonan en todo el día, algunos son capaces de enviar decenas de tweets en pocas horas, y forman vínculos fuertes con personas a las que nunca conocieron.

A mediados del año pasado, varios diccionarios introdujeron las palabras tweets y Twitter a su lista de vocablos. Esto sirve para demostrar que Twitter está para quedarse, dentro del imaginario de sus usuarios.
El futuro

Twitter tiene una enorme responsabilidad en sus hombros: ya ha creado un producto sorprendente y súper popular, pero ahora tiene que mantenerlo. Los usuarios de Twitter son generalmente “molestados” cada vez que tienen que toparse con una nueva interfaz, pero afortunadamente las quejas de este tipo no fueron demasiadas en los últimos dos rediseños del sitio.

También tiene la tarea de demostrar que puede ser un buen administrador de servicios, aunque desde que adquirió Tweetdeck este producto ha desmejorado bastante. Con Posterous tiene una nueva oportunidad, pero nada ha sido revelado al respecto.

Finalmente, tiene la responsabilidad de dar algún tipo de devolución a sus inversores y comenzar a generar dinero. Por eso, es importante que desarrolle un plan concreto de monetización que vaya más allá de los tweets promocionados. Sin embargo, la empresa ya ha dicho que está totalmente en contra de la publicidad, al contrario de Facebook, así que será una tarea difícil. Sin embargo, Twitter tiene todas las cartas para ganar.

[Fuente]

Contenido Relacionado