Un ex ministro de Sarkozy inculpado por la trama de financiación ilegal

Claude Guéant, ministro del Interior de Nicolas Sarkozy, ha sido inculpado por los presuntos delitos de producción de documentos falsos, blanqueo de dinero y fraude fiscal, en el marco de la instrucción de la posible financiación ilegal de la campaña presidencial de 2007.

gueant-ministro-francia--644x362

Guéant fue detenido por la policía judicial a las 7 de la mañana del lunes. Poco después de las 9 de la noche del sábado, su abogado anunció oficiosamente que los jueces habían decidido inculpar al ex ministro por delitos que tienen una dimensión política grave. Guéant puede quedar en libertad provisional, a la espera de la instrucción de un escándalo que tiene mucho de campo de minas políticas.

La policía descubrió hace dos años el ingreso de unos 500.000 euros en una cuenta bancaria personal de Claude Guéant, que intentó justificar esos ingresos evocando la venta de dos cuadros procedentes de una herencia familiar. Las investigaciones policiales han confirmado sospechas de fondo sobre la financiación ilegal de la campaña presidencial de Nicolas Sarkozy, el 2007.

Hace años que se habla de una «pista libia». El general Gadafi o algunos «empresarios» próximos al antiguo dictador libio pudieron hacer donaciones de cierta importancia para financiar, en alguna medida, la victoriosa campaña presidencial de Nicolas Sarkozy del 2007.

Sarkozy y su guardia pretoriana han denunciado, siempre, un«montaje» y el carácter «inverosímil» de una «aportaciones libias» a la financiación ilegal de la campaña presidencial de 2007, recordando que fue el ex presidente quién lanzó personalmente una campaña militar que terminó con el derrocamiento y muerte del dictador.

La inculpación anunciada de Claude Guénat no prejuzga la evolución judicial del caso, pero lanza una tormenta de sospechas que pesarán gravemente en el futuro político de Nicolas Sarkozy, envuelto en otros varios escándalos de distinto «tonelaje» judicial.

Los presuntos delitos de producción de documentos falsos, blanqueo de dinero y fraude fiscal tampoco están forzosamente relacionados con una posible financiación ilegal de una campaña electoral de Nicolas Sarkozy. Pero las nubes tóxicas de las sospechas despiden un «tufo» políticamente muy peligroso.

Fuente [Abc.es]

Contenido Relacionado

Related Topics