Una niña de 10 años ayudó a dar a luz a su madre - LeaNoticias.com

Una niña de 10 años ayudó a dar a luz a su madre

La pequeña sabía lo que tenía que hacer, ya que había visto un programa a escondidas donde se emiten partos.

Una niña de 10 años ayudó a dar a luz a su madre

Trinity Culley, de 10 años, ayudó a su madre a dar a luz a su cuarto hijo mientras su padre hablaba por teléfono. La pequeña sabía qué hacer porque había visto un programa de televisión donde se muestran partos. “Tranquila mamá, vi ‘One Born Every Minute’ –‘Un Parto a Cada Minuto’-, voy por las toallas”, dijo la nena.
Su madre, Dee, rompió bolsas antes de lo previsto y su marido llamó por teléfono a su madre para que los llevara al hospital, pero cuando este regresó, Jasmin Elizabeth Rose ya había llegado al mundo.Y es que su hija mayor, Trinity, había tomado el mando sin que su padre se diera cuenta. “No puedo expresar con palabras lo orgullosa que estoy de ella”, cuenta Dee.

La madre y el bebé fueron trasladados al hospital más cercano en una ambulancia que llegó minutos después a casa de la familia en Fingringhoe, Gran Bretaña.Por increíble que parezca, los padres de Trinity le habían prohibido ver el programa de televisión donde se muestran partos, por las imágenes explícitas que aparecen en él, pero como ella misma dice, “si no lo hubiera visto a escondidas no hubiese sabido qué hacer”.
Trinity Culley, de 10 años, ayudó a su madre a dar a luz a su cuarto hijo mientras su padre hablaba por teléfono. La pequeña sabía qué hacer porque había visto un programa de televisión donde se muestran partos. “Tranquila mamá, vi ‘One Born Every Minute’ –‘Un Parto a Cada Minuto’-, voy por las toallas”, dijo la nena.

Su madre, Dee, rompió bolsas antes de lo previsto y su marido llamó por teléfono a su madre para que los llevara al hospital, pero cuando este regresó, Jasmin Elizabeth Rose ya había llegado al mundo.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Y es que su hija mayor, Trinity, había tomado el mando sin que su padre se diera cuenta. “No puedo expresar con palabras lo orgullosa que estoy de ella”, cuenta Dee.

La madre y el bebé fueron trasladados al hospital más cercano en una ambulancia que llegó minutos después a casa de la familia en Fingringhoe, Gran Bretaña.

Por increíble que parezca, los padres de Trinity le habían prohibido ver el programa de televisión donde se muestran partos por las imágenes explícitas que aparecen en él, pero como ella misma dice, “si no lo hubiera visto a escondidas no hubiese sabido qué hacer”.

Fuente: [derf.com]

Contenido Relacionado