Venezuela: Dólar Sicad 1 alcanza mayor precio en el año y el paralelo toma fuerza

El tipo de cambio del Sistema Complementario de Divisas o Sicad 1 se estableció esta semana en Bs. 12 por dólar , cotización que se convierte en la más alta de las 24 subastas realizadas durante 2014.

Cada vez una mayor cantidad de divisas se liquidan a un precio superior a la oficial de Bs./$ 6,30; por lo que la última tasa del Sicad 1 se traduce en un ajuste de 90,4% con respecto a la de Cencoex.

Dolares1

Con este resultado el precio promedio de la divisa se coloca en Bs. 11,79 y hasta la fecha se ha liquidado un total de 4.491,23 millones de dólares a través de este esquema.

A los rubros como las líneas aéreas, automotriz, carrocero y de autopartes, remesas y viajeros que han sido oficialmente notificados de este traslado de Cencoex al Sicad 1, se suman otros sectores que han sido convocados al esquema, entre ellos, textiles, calzados, maquinaria agrícola, insumos médicos, útiles escolares, envases plásticos, agroquímicos, electrodomésticos, computación, juguetería, artículos deportivos, licores y alimentos, en este caso, no relacionados a la cesta básica.

En la última subasta del Sicad 1 se adjudicó un monto de $215,72 millones a 159 empresas de los sectores calzado ($33,9 millones), alimentos o bienes tradicionalmente consumidos durante la temporada navideña ($9,8 millones), fabricantes de colchones ($14,8 millones) y químico, petroquímico y de resinas plásticas ($157 millones).
Paralelamente, mientras la adjudicación en el Sicad 1 aumenta, las divisas que se liquidan en Cencoex registran una disminución. De acuerdo con los datos oficiales, el primer semestre de 2014, las liquidaciones de Cencoex, Aladi y Sucre para importaciones cayeron 44%, llegando al nivel más bajo de los últimos seis años.

El reimpulso
Mientras el precio del dólar en el mercado paralelo de divisas retomó su tendencia al alza y este martes cerró en Bs. 97, de acuerdo con informaciones suministradas por algunas páginas web, lo que evidencia que en el último año el dólar no oficial se ha duplicado.

Analistas señalan que las malas perspectivas económicas de Venezuela para los próximos meses, así como las pocas opciones de inversión local en bolívares, han generado mayores presiones a la demanda de divisas, impulsando aún más el dólar paralelo.
El grupo ODH Consultores sostiene que el control cambiario que se ha mantenido en Venezuela por más de 11 años (el más largo en la historia) ha generado dos tipos de problemas: distorsión de los precios relativos y la asignación ineficiente de divisas.

Explica en un informe que ese incremento significativo del dólar paralelo en los últimos meses es consecuencias de las importantes y crecientes distorsiones cambiarias que vive Venezuela.
“Dado que la oferta oficial de divisas por parte del Gobierno ha estado cada vez más limitada, empresas (que necesitan divisas para importar insumos o bienes finales para la venta) y particulares (que quieren viajar, estudiar en el extranjero o proteger sus ahorros) han buscado divisas en el mercado paralelo, impulsando al alza del llamado dólar negro”, destacó ODH.

Resalta que aunque los rubros prioritarios, como alimentos y medicinas, se supone reciben divisas al tipo de cambio Cencoex, los retrasos en las liquidaciones han llevado a muchas empresas a solicitar dólares a través de Sicad 1 y Sicad 2 a tasas superiores, e incluso a buscar divisas en los mercados paralelos. “Con esto, sus costos aumentan y, por tanto, los precios que deben cobrar son mayores”, apuntó la firma.

A la espera
El Gobierno había dado señales de modificar su política cambiaria para este año, sin embargo, la posibilidad de una unificación cambiaria parece estar paralizada.
Un informe de Goldman Sachs, realizado por el economista Mauro Roca, señala que la devaluación, en ausencia de restricciones fiscales y monetarias significativas, puede resultar útil para ganar tiempo, pero no será suficiente para que la economía fluya en una senda sostenible.

“En ausencia de cualquier cambio significativo en el aspecto político-económico en el país, es probable que le resulte más difícil continuar al servicio de su deuda externa”.
ODH Consultores señala que si el Gobierno quisiera mantener un tipo de cambio bajo, tendría que darse un gran aumento de la oferta de divisas, lo que es poco factible dada la caída que experimentan las reservas internacionales y el estancamiento en los niveles de producción petrolera.

“La realidad es que mientras el Gobierno continúe postergando las decisiones sobre los ajustes en el sistema cambiario, las distorsiones y problemas seguirán aumentando y será cada vez más difícil pulverizar el dólar paralelo”.

Fuente [Ultimasnoticias.com.ve]

Contenido Relacionado