Veraz: "El macabro crimen de El Callao" Por @robertveraz - LeaNoticias.com

Veraz: “El macabro crimen de El Callao” Por @robertveraz

Robert Veraz @robertverazLa guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran. Paul Ambroise Valéry

Cuando escucho la palabra “masacre o crimen” me llega a la memoria la conocida Masacre de El Amparo (http://goo.gl/ImbNxF), un hecho acontecido a finales del año 88 en Venezuela, específicamente en la localidad de El Amparo, municipio Páez del estado Apure, donde fueron asesinados y/o masacrados 14 pescadores por funcionarios policiales y militares, en una operación denominada “Anguila III”. Esa noción retorna ahora a mi mente con actores similares (http://goo.gl/yFHQhE), a propósito del “dantesco asesinato” (http://goo.gl/jpIRlC) de dos jóvenes en el oriente del país, específicamente en la zona minera de Venezuela, en circunstancias detestables que motivaron denominar este caso como EL MACABRO CRIMEN DE EL CALLAO, que se inserta en una tendencia criminal revelada hace más de un año en la región (http://goo.gl/G7CRdM).

Un caso que empiezo a relatar con múltiples indicios reveladores de que motivos pasionales desembocaron en el macabro crimen de Kender Manuel Gutiérrez y Javier Vicente Medina la noche del 21 de julio de 2014 en un barrio de San Félix, ejecutado por funcionarios de los Patrulleros de Caroní y de la Guardia Nacional. Durante 7 días que permanecí en El Callao, famosa población del Estado Bolívar que conocí en mi juventud de la mano del Padre Ramón Fajardo, en las calles, restaurantes, bares, plazas y otros lugares populares percibí como los habitantes de la cuna del calipso tienen claro quien dio “la orden de robarlos y matarlos” (http://goo.gl/RmLcGB).

Acompañado de viejos amigos me adentré en el terruño de la memorable Negra Isidora, usando como tema de conversación el paro cívico por “…la ola de “muertes, violencia y atracos” que se registra en esa región de Bolívar…”(http://goo.gl/Vh8nWx) escuché numerosas versiones, en las cuales subyacen indicios que incriminan a un ex trabajador de MINERVEN, despedido de esa empresa en condiciones deshonrosas, quien habría ajusticiado al esposo de su amante para quedarse con ella, su actual esposa, lo mismo habría hecho con su yerno, Javier Vicente Medina, para quedarse con Mayul Gutiérrez, porque en El Callao es un hecho público y notorio que “esa joven es su criada y amante”, en el mercado me aseguraron que “fue ella quien le dijo a su padre la tarde del 21 de julio que Javier y Kender iban saliendo para Puerto Ordaz”, luego de lo cual, fue cuestión de tiempo y estrategia para causar daño (http://goo.gl/Rx6KNH).

En El Callao es vox populi que “Aray fue el que mando a matar a Javier y Kender”, en ese sentido, es bueno recordar“que la voz del pueblo es la voz de Dios”, convicción enfatizada por la Magistrada Doctora Luisa Estela Morales, en su condición de Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (http://goo.gl/31d1yE) por lo que sería nefasto que después de disfrutar presuntamente de privilegios en la Sub Delegación del CICPC de Puerto Ordaz, sin ser trasladado al sitio de reclusión acordado el 9 de agosto de 2014 (http://goo.gl/dpTK0n), Williams Aray quedara en libertad a causa de posibles artificios judiciales solapados con la recolección de firmas acometida por estos días para ostentar su presunta inocencia,“firmas obtenidas con intimidación”,  un policía descontento me expuso eso pidiendo conservar su nombre en reserva por temor a represalias.

Método del todo cuestionable ante “lo obvio de su accionar como grupo o asociación de delincuencia organizada”, en opinión de una fuente interna de MINERVEN, apreciación que encuadra en los delitos de HURTO CALIFICADO Y APROVECHAMIENTO DE COSAS PROVENIENTES DE DELITO EN ACCIÓN CONTINUADA que le imputaron a su salida de esa empresa minera junto a 8 compañeros de trabajo, grupo del cual excluyeron a Frank Alexander Silva por desconfianza, caso cerrado en medio de notorias irregularidades procesales que esperamos no se reediten en la causa que bajo el número FP12-P-2014-002204 se aperturó por el horrendo “caso de los calcinados” Kender Manuel Gutiérrez y Javier Vicente Medina, porque además de robarlos y matarlos, los calcinaron tras ser rociados de gasolina, combustible que irónicamente le dio el nombre al barrio donde Williams Aray fue vecino de uno de ellos, antes de convertirse en un aparente acaudalado comerciante de oro.

La intimidación también pretenderían aplicársela tanto a la ciudadana Jueza Cuarto de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Bolívar, Extensión Territorial Puerto Ordaz,  Abog. Jerzydyss Marige Rodríguez, como a la Fiscal Auxiliar 11 del Ministerio Publico, Abog. Magda Sandoval, que según un Juez de la región“son incorruptibles y de una valía inestimable”, con el grupo de personas que diariamente se estarían apersonando en el Palacio de Justicia de Puerto Ordaz, denotando con tal proceder un manejo ingente de recursos financieros, logística y organización, “no por casualidad está imputado ahorita por el delito de asociación ilícita para delinquir”, comentó una fuente tribunalicia. La supuesta presencia constante de afectos a Williams Aray en las instalaciones del Palacio de Justicia y en la Sede de la Sub Delegación del CICPC de Puerto Ordaz, “levanta suspicacias sobre el origen de los fondos que utilizan para hacerse sentir con el objetivo de lograr la libertad de Aray”, agregó la misma fuente consultada sobre el particular.

Destacamos este hecho porque según un experto adscrito al CICPC, y quien -por razones obvias- no puede hacer pública su identidad, “los recaudos en sus cuentas bancarias no coinciden con las transacciones de sus empresas tales como Automotriz Don Santiago, puesto que de acuerdo al análisis de los Estados Financieros que se les hizo a las mismas, sus operaciones no muestran montos cuantiosos y sus utilidades no son elevadas, además de que no se hicieron decretos de dividendos durante los períodos revisados. Por lo que se descarta que los ingresos del ciudadano Williams Aray provengan de Dividendos conseguidos a través de sus empresas”. Entonces es menester preguntarse ¿de dónde salió el dinero presuntamente empleado para pagarle a quienes ejecutaron el horrendo crimen o la cuantiosa suma que habría pagado Williams Aray para no ser trasladado a la Cárcel de Vista Hermosa?

El escenario presentado hasta ahora se torna más escabroso con la opinión del penalista Jameiro Aranguren, quien considera que “la forma organizada como cometieron el crimen evidencia que se trazaron un objetivo, con una planificación metódica, lógica y concertada que los imputados usaron en la acción desplegada para robar, matar y, posteriormente, quemar a sus víctimas (http://goo.gl/oTylgF), sugiriendo que son integrantes de un grupo de delincuencia organizada”. En lo referente a la estructura, organización y funcionamiento de la presunta asociación delictiva, el jurista agregó, “es un hecho público, notorio y comunicacional, evidenciado por medios impresos y portales informativos del país, la forma orquestada, programada y jerarquizada bajo la cual actuaban los hoy imputados para materializar los distintos hechos punibles por los que hoy se les procesa, evidenciándose una programación o planificación clara, precisa, cronológica y metódica de su accionar, en el caso concreto, se disgregaron en tres grupos…” Criterio que ampliaremos en una próxima entrega, con información específica recopilada en el lugar de los hechos.

El diputado y abogado Malquides Ocaña considera que “estos casos de muertes macabras, horrendas, parecen materializados por mentes maquiavélicas y psicópatas dando por resultado asesinatos como los de Kender y Javier,semejantes a los ordenados por el narcotraficante y mafioso Pablo Escobar (http://goo.gl/17GJhw), quien  mandaba a matar, quemar o desaparecer a todo aquel que interfiriera con sus intereses pecuniarios o afectivos, valiéndose para ello de su organización criminal…”

Por Robert Alvarado

Contenido Relacionado