Will Smith rodó en Buenos Aires “Focus: maestros de la estafa”

“Hacer que las personas confíen en ti es una ciencia”. La frase la dice Nicky Spurgeon, un maestro de la estafa que se involucra sentimentalmente con Jess, una aprendiz.

Las cosas no prosiguen en el plano sentimental y, tres años más tarde, vuelven a reencontrarse en Buenos Aires, donde Nicky (Will Smith) prepara su estafa maestra en el circuito de apuestas en autos de carrera. Ella (Margot Robbie) echa a perder sus planes, y ya nada volverá a ser lo mismo.

will smith

Al tope de la taquilla
Buena parte del rodaje de “Focus: maestros de la estafa”, escrita y dirigida por Glenn Ficarra y John Requa (“I Love You Phillip Morris”, “Loco y estúpido amor”) se realizó en Buenos Aires, donde el elenco revolucionó San Telmo y otras locaciones porteñas.

En los Estados Unidos, Will Smith volvió a estrenar en el número uno de la taquilla, superando a “50 sombras de Grey”, algo que no lograba desde la última entrega de “Hombres de negro”, uno de los últimos bastiones de masividad del actor.

Aquí le toca convertirse en el encantador Nicky, un operador genial y suave con una sonrisa de un millón de dólares y un estilo discreto. Eso sí, no hay que darle la espalda un segundo. “Cuando leí el guion, pensé que era una combinación brillante de comedia, drama, psicología e intriga. Exigía un amplio espectro de comportamientos. Como actor, estaba inspirado por el desafío que representaba”.

Margot Robbie (Jess Barrett), que se lució en “El lobo de Wall Street” junto a Leo Di Caprio, es una atractiva blonda que desea ingresar al juego de las estafas, y necesitaba de un maestro para hacerlo.

Para la actriz, la historia de Focus es “divertida y dramática con conmovedoras escenas emocionales”, además de la trama atractiva e intrincada. “Es brillante que ese par de ladrones pudieran enamorarse en un mundo en donde no hay lugar para eso, en donde la confianza es sólo una herramienta para manipular a las personas, para  robarlas”.

“Focus: maestros de la estafa”, es una película de robos elegantes en la cual las apuestas comienzan siendo altas y suben de manera exponencial, hasta llegar a las del máximo partido de fútbol del año y en el cada vez más competitivo mundo de las carreras de autos.

“He estado en este juego desde hace mucho tiempo, tenía lo que necesitaba… Y después llegó la chica”, confiesa Nicky sobre el impactó que la relación con Jess produjo en su “trabajo”.

Fuente [Losandes.com.ar]

Contenido Relacionado