Yuca Amarga: "Fuerzas Armadas politiqueras", por @Emilio_Guzman - Lea Noticias

Yuca Amarga: «Fuerzas Armadas politiqueras», por @Emilio_Guzman

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

emilio_guzmanSiempre tuve dudas sobre la enfermedad que aquejaba al Presidente Chávez, muchas veces llegue a decir que era parte de una estrategia política con el fin de mantener distraída la mente del pueblo mientras pasaban algunos procesos electorales, y que en cualquier momento se aparecía «sano y salvo» como el mismo lo manifestó en otras oportunidades. Lamentablemente yo estaba equivocado y ese hombre que fue capaz de aglutinar millones de hombres y mujeres -en su mayoría incondicionales- hoy no se encuentra físicamente.

Fue un hombre como todos, con aciertos y muchos errores, pero imposible desconocer que estaba preñado de buenas ideas, a tal punto que debemos agradecerle por los siglos del tiempo infinito, que valientemente y sobre el nido de serpientes que lo rodea en el alto gobierno, haya designado al candidato de su preferencia para los próximos comicios presidenciales; si Chávez no lo hubiese hecho así, luego del anuncio de su muerte muchos de los hambrientos de poder dentro del PSUV y también dentro de la oposición empujarían a tomar el coroto por encima de todas las cosas y en los gobiernos teñidos de verde oliva la tentación por llegar por las vías más rápidas están en el orden del día.

Además, el descontrol y la anarquía hubiese reinado, mientras los jefes militares y policiales se entretenían “desojando” la margarita sobre quien tenía la mejor opción y cuadrarse a tiempo, el soberano en las calles sufriría las consecuencias de la falta de autoridad ante la delincuencia, el desabastecimiento y el desempleo entre tanta calamidad.

La historia se encargará de premiar o sancionar al Presidente Hugo Chávez, pero hay que esperar, lo que sí es bien cierto es que su equipo de gobierno es pésimo, pensaron solo en ellos, en almacenar grades riquezas escudándose detrás de un disfraz revolucionario, son falsos, a tal punto que aceleraron la muerte del primer mandatario “obligándolo” a una campaña electoral cuando el cáncer caminaba por sus tuétanos.

La mayoría de los gobernadores que escogió dentro de sus cuadros políticos resultaron ineficientes, y podemos citar el estado Anzoátegui por ejemplo, donde ni siquiera se dieron los primeros pasos para suministrar agua potable a ese 46% de venezolanos que carecen del vital líquido; ni hablar de la inseguridad, la vialidad, los hospitales o el desabastecimiento.

Pero en medio del luto que embarga a Venezuela no dejaremos de levantar la voz por lo que creemos injusto y muy especialmente por las tristes declaraciones del Ministro de la defensa, Almirante Diego Moleros, quien de la forma más arrastrada y perversa en medio del velorio manifestó ante los medios que las FAB harán campaña por el candidato socialista. Descarado, viola flagrantemente la Constitución que impulso el mismo Chávez, la cual destaca en el Artículo 328. La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. De igual forma el artículo 330 de nuestra Carta Magna “Los o las integrantes de la Fuerza Armada Nacional en situación de actividad tienen derecho al sufragio de conformidad con la ley, sin que les esté permitido optar a cargo de elección popular, ni participar en actos de propaganda, militancia o proselitismo político”. De estos dos artículos se desprenden los delitos de Tráfico de Influencias, peculado y abuso de poder que tan de moda los tienen en el aparato judicial rojo.

Por: Emilio Guzmán / @Emilio_Guzman

Temas relacionados

Deje un comentario