A un año del vil asesinato de Mónica Spear - LeaNoticias.com

A un año del vil asesinato de Mónica Spear

Bella, joven, con un futuro prometedor. La brillante carrera de la actriz y exmiss Venezuela, Mónica Spear se apagó para siempre el 6 de enero de 2014, cuando una banda de sanguinarios disparó el vehículo en el que se desplazaba junto con su pareja, Thomas Henry Berry, quien también resultó muerto.

Afortunadamente, su hija, de cinco años, sobrevivió al ataque, pero recibió un disparo en la pierna, así lo publicó Actualidadvenezuela.org

o-MONICA-SPEAR-facebook

La actriz viajaba como copiloto en un Toyota Corolla gris, conducido por su esposo y en el puesto trasero iba su hija Maya Berry. Un desperfecto mecánico los obligó a detenerse en la vía.

A las 10:44 de la noche, según el servicio de emergencia 171, Spear reportó la novedad y solicitó apoyo policial. Cuatro minutos más tarde, grueros que llegaron a auxiliarla llamaron para avisar sobre el doble homicidio.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La mañana del 7 de enero, la dolorosa noticia despertó a los venezolanos con asombro, incredulidad y estupor. La tragedia sentó en una mesa de diálogo a los dirigentes políticos para plantear soluciones al problema de la inseguridad.

Según las investigaciones, reveladas tres días después en rueda de prensa por el comisario José Gregorio Sierralta, director nacional del Cicpc, cuando ya el Corolla estaba sobre la grúa, la banda “Los Sanguinarios de El Cambur” llegó a cometer el asalto.

Mónica y su pareja se negaron al robo y se encerraron en el auto, lo que ocasionó que los hampones dispararan seis veces en contra del Corolla. Un proyectil alcanzó la grúa.

El director nacional de la policía científica anunció al país la desarticulación completa de la banda y declaró el caso “cerrado policialmente”.

Una corte venezolana condenó a sentencias de entre 24 a 26 años de prisión a tres hombres hallados culpables del asesinato.

Jean Carlos Colina, de 19 años, recibió una sentencia de 26 años, mientras que José Ferreira Herrera, de 18, y Nelfrend Jiménez Álvarez, de 21, fueron condenados a 24 años de cárcel, dice un comunicado de la Fiscalía.
Estos dos últimos fueron condenados por los delitos de homicidio intencional calificado, homicidio intencional calificado en grado de frustración, obstaculización de la vía, asociación para delinquir y robo agravado.

Fuente [Elheraldo.hn]

Contenido Relacionado