Dormir poco también tiene sus beneficios

Mucho se ha hablado de las consecuencias negativas que ocasiona dormir poco, pero estudios recientes demuestran que no todo es malo, sino que por el contrario también tiene sus aspectos beneficios.

Beneficios de dormir poco

De acuerdo a una investigación los noctámbulos poseen un coeficiente intelectual por encima de la media, esto se debe a que se encuentran mejor adaptados al ritmo de los tiempos actuales que exigen una alteración de los ciclos circadianos o biológicos.

En el estudio señalan que las personas que les gusta la vida nocturna, son más ordenados y menos propensos a desarrollar trastornos de la personalidad, como depresión o adicciones. Hay una estrecha relación entre dormir poco y la inteligencia, la cual surge de la capacidad que tiene el ser humano para adaptarse a nuevas necesidades.

Es importante recordar que el tiempo de sueño en una persona comienza a medida que desaparece la luz solar, ya que por naturaleza somos diurnos. En la fase del sueño el cuerpo entra en un estado de relajación, la temperatura corporal baja y se deja de estar alerta debido a que disminuyen los reflejos.

En el caso de las personas de vida nocturna y que duermen poco, este ritmo biológico es más largo, por lo que tienen movidos los periodos de sueño y sienten la necesidad de acostarse más tarde, o no dormir durante toda la noche.

Ventajas a nivel cerebral

Los resultados de las investigaciones determinaron que dormir poco tiene ventajas a nivel cerebral debido a que existen varios tipos de personas, pues algunos nacen con una predisposición genética de ser muy madrugadores; mientras que otros sienten la necesidad de trasnochar o no dormir durante la noche.

Las personas que duermen poco tienen un cerebro que funciona de manera más eficiente, pues saben mantenerse despiertos durante más tiempo, lo cual les facilita la concentración en determinadas actividades.

Esas horas nocturnas cuando un trasnochador está haciendo cosas, es el momento cuando el cerebro está completamente inspirado, y es capaz de analizar, crear y pensar de una forma que no lo puede hacer durante el día.

Otros beneficios

Cuando dormimos mucho se minimiza nuestra capacidad de respuesta a lo largo del día, por lo que si dormimos pocas horas nuestro cerebro y reflejos estarán más activos.

Al relajarse el cuerpo en exceso por muchas horas de sueño, nuestro metabolismo y biorritmos se vuelven lentos, por lo que nos sentimos cansados y con poco ánimo.

Cuando dormimos poco, tenemos más horas del día para trabajar, por lo tanto somos más productivos, por lo que se dice que uno de los beneficios de dedicar poco tiempo al sueño es que maximiza nuestro tiempo.

Aunque los estudios mencionados demuestran que dormir poco está relacionado con la inteligencia, también existen otros estudios médicos y científicos que han demostrado que dormir poco puede ocasionar enfermedades corporales y trastornos mentales.

Por lo anteriormente expuesto lo recomendable es que dediquemos pocas horas de sueño cuando estemos trabajando en un proyecto importante donde necesitamos ser más productivos y creativos; pero no hacer de esto un hábito pues puede traer consecuencias a nuestra salud.

Antes de tomar la decisión de ser un trasnochador, lo mejor es consultar al médico y seguir sus indicaciones, porque dormir poco o mucho también puede ser una alerta de que algo anda mal en nuestro organismo.

¿Y tu cuántas horas dedicas al sueño?, ¿Crees que se puede ser más productivo durmiendo pocas horas? Tu opinión es muy importante para nosotros, deja tu comentario.

Si la información te parece de interés por favor compártela en tus redes sociales para que llegue a todos tus amigos y conocidos.

Somos LeaNoticias.com

Visita también YoEmigro.com

Contenido Relacionado