CE propone un sistema común para evaluar el peligro de prótesis de mama PIP

La Comisión Europea ha propuesto a los Estados miembros la puesta en marcha de un sistema común de evaluación para analizar los peligros y el impacto de los implantes mamarios Poly Implant Prothèse (PIP). Durante una reunión del Comité de Seguridad Sanitaria de la Comisión Europea, que incluye a expertos de los 27, Bruselas planteó la creación de "una especie de sistema de evaluación común sobre este asunto", explicó hoy en rueda de prensa el portavoz comunitario de Sanidad y Protección al Consumidor, Fréderic Vincent.

image

En la cita celebrada ayer, la tercera de ese tipo que ha tenido lugar desde que estalló el escándalo por el supuesto fraude cometido por la empresa francesa fabricante de las prótesis, Reino Unido anunció que tiene previsto presentar mañana viernes sus propias conclusiones sobre el riesgo de esos implantes para la salud.

El portavoz recordó que las autoridades francesas alertaron el pasado diciembre de las sospechas no confirmadas que relacionan los implantes con la aparición de cáncer.

En la actualidad los países están llevando a cabo una evaluación en su territorio para determinar el número de personas que llevan los implantes y los riesgos de salud relacionados, y periódicamente intercambian información entre ellos y con la Comisión.

Vincent señaló que uno de los objetivos de las reuniones es determinar la cifra de posibles portadores de los polémicos implantes.

Mientras que Francia habla de unas 30.000 personas, Reino Unido situó la cifra entre 40.000 y 50.000.

El portavoz anunció, por otra parte, que Bruselas tiene previsto llevar a cabo, previsiblemente antes de finales del primer semestre de este año, la revisión de la legislación europea sobre dispositivos médicos, que incluye a las prótesis mamarias.

Vincent precisó que la revisión pretende mejorar el seguimiento de los dispositivos médicos desde su fabricación hasta su destino final.

Señaló asimismo que la Directiva vigente se aplica a más de 10.000 dispositivos (incluidos vendajes, lentes de contacto, o implantes mamarios), clasificados en función de su peligrosidad.

Los implantes mamarios están en la categoría más peligrosa, que es la número tres, y también la más controlada.

Aunque la legislación no es "floja" la CE quiere modificar las normas sobre trazabilidad e intercambio de información entre Estados miembros, señaló.

Sobre el caso de las prótesis PIP, indicó que hay decenas de miles de prótesis que se han vendido en la UE y en terceros países

La CE se comprometió ayer a contactar con las autoridades de los países que podrían verse afectados, dijo el portavoz.

Contenido Relacionado