Científicos descubren el efecto de la estimulación cerebral en la depresión - LeaNoticias.com

Científicos descubren el efecto de la estimulación cerebral en la depresión

Investigadores de la Universidad de Cádiz han llevado a cabo un proyecto pionero en España que describe cómo el efecto inmediato o temprano de la técnica de estimulación cerebral profunda (ECP) para el tratamiento de los pacientes que padecen depresión mayor resistente, está condicionado por el uso de fármacos analgésicos y antiinflamatorios administrados después de la cirugía.

depresion

Un equipo de investigación de la Universidad de Cádiz, en colaboración con otros grupos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), han llevado a cabo una investigación traslacional pionera centrada en el efecto antidepresivo inmediato que se produce tras la aplicación de la técnica de estimulación cerebral profunda (ECP), informó tendencias21.net

Hasta la fecha esta técnica ha obtenido resultados de gran relevancia científica e interés clínico para los pacientes que sufren depresión mayor y no responden a los abordajes terapéuticos disponibles, publicados recientemente en la revista Molecular Psychiatry.

Los estudios básicos y clínicos han puesto al descubierto que el efecto inmediato o temprano de la ECP para el tratamiento de los pacientes que padecen depresión mayor resistente está condicionado por el uso de fármacos analgésicos y antiinflamatorios administrados después de la cirugía.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Así se debe explicar que la ECP es una técnica neuroquirúrgica terapéutica que se utiliza con éxito en pacientes con párkinson desde hace años. Desde el año 2005, se decidió aplicar el uso de esta terapia neuroquirúrgica a pacientes con diferentes desordenes psiquiátricos, principalmente los que padecen depresión mayor resistente, debido a su especial gravedad.

El tratamiento consiste en implantar al paciente unos electrodos para la estimulación del área subgenual cingulada, un área de la corteza cerebral que está alterada en esta patología. Los ensayos clínicos realizados hasta la fecha en diferentes países demuestran que la tasa de respuesta, al año de haber iniciado el tratamiento, es mayor del 60% (casi dos de cada tres pacientes). Sin embargo, estos trabajos también habían detectado que inmediatamente tras la intervención se producía una mejoría transitoria de la que no se conocían los mecanismos responsables.

“Hay que tener en cuenta que los pacientes con depresión mayor resistente están en una situación muy difícil ya que no han respondido a los tratamientos convencionales. Cuando apareció esta técnica, los primeros resultados fueron muy esperanzadores, hasta el punto que se pensó que este primer efecto antidepresivo tras la implantación era debido a las inmensas expectativas que los pacientes tenían de recuperarse. Sin embargo, en nuestras investigaciones nos planteamos que podría haber algún mecanismo neurobiológico adicional”, explica Esther Berrocoso, una de las autores de la universidad gaditana.

Contenido Relacionado