Cómo afrontar el estrés de fin de año - LeaNoticias.com

Cómo afrontar el estrés de fin de año

En una carrera contra el tiempo, tratamos de cumplir con las compras, los encuentros sociales, las tareas postergadas… Cómo evitar que nos tensione.

estres-navidad-fin_de_ano-trabajo_MUJIMA20131218_0015_37

Al final del año solemos cargar con una expectativa tan elevada que nos sentimos exigidas y presionadas a realizar lo que nos hemos propuesto y, de ese modo, terminamos por estresarnos.

El estrés en sí mismo no es un fenómeno negativo. Una cantidad regulable resulta, incluso, necesaria para activarnos y motivarnos a encarar determinadas situaciones, o movilizarnos hacia el logro de ciertas metas u objetivos.

Para sobrevivir, necesitamos adaptarnos al estrés. Pero, muchas veces, un estímulo excesivo sobrepasa nuestra capacidad de adaptación y, como consecuencia, nuestra salud y calidad de vida pueden verse afectadas.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Guía de síntomas

Depresión o ansiedad, dolores de cabeza, alteraciones en el ciclo menstrual, alteraciones del sueño, trastornos gastrointestinales, problemas en la piel, uñas o cabello, disminución de la libido, nerviosismo, palpitaciones y contracturas musculares son signos de distrés o estrés negativo.

Este tipo de estrés afecta a nuestro sistema inmune y lo vuelve ineficaz. Influye en el desarrollo de patologías a las que estamos predispuestas por genética y nos torna vulnerables a contraer infecciones o a tener accidentes.

Cómo relajarnos

Para bajar el nivel de estrés nada mejor que darnos un espacio para elevar el autoconocimiento:

Aprender a reconocer y atender nuestras necesidades y deseos, para ubicarlos en una escala de prioridades.

Fomentar en nosotras el desarrollo de la humildad. Tomar conciencia de nuestros límites y renunciar a lo que excede nuestra capacidad de afrontamiento, al menos en el corto período que nos separa del final del año.

Escribir para organizarnos

Una pequeña tarea que puede ayudarnos a encarar este período sin estresarnos es la de cortar papelitos y escribir en cada uno de ellos algo que consideramos importante realizar antes de la campanada de las doce.

Una vez escritos, poner los papelitos sobre la mesa y ordenarlos de acuerdo a sus prioridades y probabilidades concretas de realización adjudicándoles luego un número de orden.
Evaluar si queremos descartar alguno o guardarlo para el año próximo.
Al dorso de cada uno consignar alguna estrategia que se nos ocurra para llevarlo a cabo o una fecha probable de realización.
Colocar luego los papelitos en una caja o sobre e irlos eliminando a medida que nos hemos ocupado de ellos.

Escribir es siempre una forma de descarga que nos permite visualizar el panorama general y nos ayuda a organizarnos mejor.

En síntesis…

En lugar de preocuparnos por lo incontrolable y usar una valiosa energía en lo que no nos brindará ninguna solución, pongamos la fuerza en controlar lo posible. Y felicitémonos a nosotras mismas por cada uno de nuestros logros.

[Fuente: http://derf.com.ar]

Contenido Relacionado