Devaluación: Una tentación irresistible - Lea Noticias

Devaluación: Una tentación irresistible

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

Una vez más, el Ejecutivo tendrá que recurrir a la devaluación como mecanismo de ajuste parcial y como fuente de recursos adicionales. La situación fiscal y el fuerte margen de sobrevaluación obligan al Ejecutivo a tener que realizar modificaciones en materia cambiaria, o lo que es lo mismo, ajustar al alza el tipo de cambio oficial.

cf9f1e45cc0493090dbbac5462d24af7_XL

En Ecoanalítica hemos realizado un ejercicio del efecto neto sobre las cuentas fiscales de una devaluación. Por cada VEB 1,0 devaluados en el tipo de cambio ponderado del sector público, el efecto mensual sobre los ingresos del Gobierno Central es de VEB 4.644 millones, mientras que del lado del gasto es de apenas VEF 1.120 millones. Así, el efecto neto mensual es de VEB 3.524 millones. Si se produce una devaluación de 46,5%, es decir un incremento de VEB 2,0, en un año se generarían ingresos de la “nada” de VEB 84.572 millones, que ajustados al nuevo tipo de cambio representarían US$ 13.424 millones.

Pero un ajuste en el tipo de cambio tiene un efecto recesivo importante, a demás de la presión inflacionaria. En este marco un desafío importante para el Ejecutivo será “administrar” los ajustes en precios de bienes y servicios regulados, controles que se apoyaran en la vigente Ley de Costos y Precios Justos, que como consecuencia pudiera propiciar una situación de escasez.

Sin embargo, al existir en Venezuela un régimen de tipo de cambio múltiple (Cadivi, Sitme y negro), la manera de llevar a cabo la devaluación no es única. Basados en nuestro escenario base, el tipo de cambio ponderado de las importaciones privadas se ubicaría en VEB 7,1/US$, o lo que es lo mismo un alza de 46,4% respecto a 2012.

Finalmente, el ajuste cambiario le permite al ejecutivo disminuir la presión en el mercado cambiario y lo más importante, resolver parcialmente el problema fiscal. El ajuste en el tipo de cambio oficial es la respuesta para contener el incremento de las importaciones y posponer una crisis en la balanza de pagos, en una primera etapa. En otras palabras, el ajuste en el tipo de cambio del próximo año tiene tanto motivaciones fiscales como de racionalización en el uso de las divisas. En opinión de Ecoanalítica, el gobierno escogerá devaluar (de una forma u otra) antes que realizar un recorte significativo del gasto público.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

[Fuente: Prensa Ecoanalítica]

Temas relacionados

Deje un comentario