El consumo diario de agua mineral oxigena las células y fortalece los huesos

Minerales y oligoelementos presentes en este líquido no sólo mejoran la hidratación, sino que todo el organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y gran cantidad de especialistas de la salud recomiendan beber entre dos y tres litros de agua al día, puesto que el cuerpo pierde entre 2.5 y tres litros de líquido diario, cantidad que varía según el clima y la actividad.

aguamineral1

El agua mineral natural tiene una composición importante de minerales y oligoelementos, según el Barómetro de la Hidratación y la Ingesta de Agua (Bahía), que lleva a cabo la Sociedad Española de Nefrología. Las personas que tienen el hábito de beber agua mineral natural tienen una mejor hidratación.

El agua mineral es el resultado de un proceso natural que comienza cuando el agua de lluvia o de nieve se filtra de manera lenta en las rocas de una montaña. Durante su viaje subterráneo va adquiriendo los minerales que le aportarán sus características.

Una vez en el subsuelo, se enriquece con sus minerales y quedará protegida de cualquier contaminación. La temperatura, el tiempo de permanencia y la profundidad del manantial la completarán.

El gran valor del agua mineral natural es que al ser envasada mantiene intactas sus propiedades saludables y de pureza. Por eso no necesita ningún tratamiento de desinfección ni filtrado doméstico para su consumo.

En la antigüedad el agua mineral se usaba para llenar los spas y otras fuentes para que las personas se introdujeran en esas piscinas y aliviar sus males.

Entre los beneficios para el cuerpo, se pueden mencionar:

– Ayuda a fortalecer los huesos y los dientes.
– Controla la irritabilidad nerviosa, relajando los músculos y fortaleciendo el sistema nervioso en general.
– Previene enfermedades cardiovasculares y controla la flora intestinal.
– Oxigena las células del organismo y ayuda a mantener el nivel de pH en los jugos gástricos.Estabiliza los fluidos del cuerpo.

Muchas personas consumen únicamente el agua mineral para combinarla con las bebidas alcohólicas. El propósito de dicha mezcla es eliminar en gran parte los efectos del alcohol y reducir los malestares digestivos que produciría ingerir este tipo de bebidas.

Este líquido ayuda, además, a depurar el organismo y favorecer la digestión. No aporta ninguna caloría y es una aliada perfecta para llevar un estilo de vida saludable.

No se recomienda para quienes padecen problemas digestivos como cierto tipo de úlceras estomacales o duodenales, o si padecen de gastritis crónica.

Tampoco se sugiere su consumo a las personas que padecen de agruras, pues el gas que contiene podría empeorar el problema.

Fuente [Lifestyle.americaeconomia.com]

Contenido Relacionado