El veneno disfrazado: Azúcar - LeaNoticias.com

El veneno disfrazado: Azúcar

Pocas cosas son tan adictivas como el azúcar, para que tengas una idea, es cinco veces más adictiva que la cocaína.

Muchos estudios sugieren que estamos programados para desear el azúcar en un nivel instintivo, ya que desempeña un papel vital en nuestra supervivencia. Nuestro sentido del gusto ha evolucionado para codiciar las moléculas esenciales para la vida como: la sal, grasa y azúcar.

azucar

Ahora, el problema es que nosotros mal interpretamos estas necesidades, nuestro cuerpo necesita sodio, de fuentes naturales sin exageración, necesita “azúcar” en forma de glucosa, pero la que se deriva de la digestión de carbohidratos complejos, y grasas pero buenas, como las que encontramos en frutos secos, semillas, aguacate, etc.

¡No hay fuerza de voluntad que pueda contra los procesos e impulsos bioquímicos que ocurren a cada minuto! Una cosa es que comas lo que no debes por sinvergüenzura, otra es que ya tú ambiente químico y hormonal te hagan comer más.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

El azúcar y la comida chatarra hacen que nuestro cerebro no funcione como debe, los sistemas que regulan el apetito y la pérdida de grasa se salen de control, no funcionan bien, el azúcar altera la química de nuestro cerebro. Sobre-estimula los centros de recompensa del cerebro y esto causa la adicción.

Cuando comemos alimentos que contienen una gran cantidad de azúcar (o harina refinada) una enorme cantidad de dopamina se libera en un área del cerebro. Cuando comemos estos alimentos con frecuencia y en grandes cantidades, los receptores de dopamina comienzan a “dormirse”, ¡los agostaste! Digamos que ahora hay un menor número de receptores. Esto significa que la próxima vez que comas estos alimentos, su efecto es menor. Necesitas más azúcar y comida chatarra la próxima vez para obtener el mismo nivel de recompensa.

Funciona igual a las drogas. Mientras más azúcar comes más azúcar quieres, y recuerda que nada engorda más que azúcar, la cascada hormonal que genera es incomparable, crea picos en los niveles de insulina, cuando esta hormona está muy elevada no quemas grasa, al contrario, la acumulas. Ah, y las células de cáncer se alimenta del AZÚCAR.

Algunos signos de que puedes tener adicción a los dulces y azúcar:

– Siempre quieres carbohidrato.

– Te cuesta perder grasa, tienes mucha grasa abdominal.

– Tienes alto los niveles de glicemia/resistencia a la insulina.

– Tienes presión arterial alta.

– Comes aún cuando no tienes hambre

– Tienes bajones de energía, siempre te sientes ansioso/agitado, no duermes bien.Azúcar-escondida-296x300

Otra cosa, el cuerpo es incapaz de distinguir entre el azúcar natural que se encuentra en los jugos de frutas, miel, papelón o la leche, y el azúcar procesada a partir de caña de azúcar. Todos los azúcares se descomponen en el cuerpo en glucosa y fructosa y se procesan en el hígado. Los azúcares se convierten en glucógeno o grasa para su almacenamiento, o se mantienen como glucosa en la sangre para su uso en las células del cuerpo.

¿Por qué te digo esto? Porque a veces nos engañamos y creemos que porque no usamos “el polvo blanco” sino miel no estamos consumiendo azúcar. La cantidad es CLAVE.

Para quienes quieren MANTENERSE solo el 8 – 10% de las calorías diarias deben venir del azúcar, aproximadamente 70 gr. al día para los hombres y 40 gr. para las mujeres, aunque esto puede variar dependiendo de tu tamaño, edad y nivel de actividad. Para quienes quieren rebajar debe ser menos.

Cuando vayas al super ten en cuenta que el producto se clasifica como alta en azúcar si contiene más de 15 gr. en 100 gr. y bajos en azúcar si tiene menos de 5 gr. por 100 gr. Obviamente les recomiendo la segunda opción.

Y no siempre el azúcar se llama “azúcar”. Una forma de identificarlos es que terminan en “osa”, glucosa, azúcar simple por excelencia, sacarosa, el azúcar blanca común, fructosa, un azúcar simple que se encuentra en las frutas, pero que muchas veces se aísla y se usa como endulzante, no lo recomiendo, opten por la fructosa de la fruta y con moderación, en exceso se convierte en grasa muy fácil es la más adictiva, lactosa, azúcar simple en los lácteos y eleva mucho insulina, maltosa, jarabe de maíz alto en fructosa, es el peor tipo que hay, dextrosa, etc.

sugar-devil1

Mis recomendaciones:

– Come 85-90% natural.

– Minimiza productos procesados/harinas.

– Evita añadir azúcar en tus comidas.

– Usa Stevia

– Modera la miel, una sola cucharada en la mañana.

– No tomes jugos, contienen muchas piezas de fruta y todo el azúcar concentrada. Come la fruta fresca en la mañana y medida.

– Evita salsas, bebidas deportivas o energéticas, yogures procesados, cereales de caja, lee el empaque de los productos.

– Y recuerda: Si consumes algo dulce debes quemarlo con ejercicio.

Fuente [Saschafitness.com]

Contenido Relacionado