Gánale la pelea a la Helicobacter pylori siguiendo la dieta adecuada - LeaNoticias.com

Gánale la pelea a la Helicobacter pylori siguiendo la dieta adecuada

La bacteria Helicobacter pylori afecta al 30% de la población siendo, por tanto, la afección estomacal más común. Sus síntomas más comunes son acidez, reflujo, náuseas, vómitos, mal aliento, fatiga y malestar general. Al ser afecciones variadas es difícil de detectar la presencia de la Helicobacter pylori a menos que se realicen pruebas específicas.

dieta

Si se confirma la presencia de la Helicobacter pylori conviene que el médico receta la medicación adecuada, que suele consistir antibióticos, antiácidos o laxantes. Pero a la larga el mejor tratamiento es una dieta adecuada, ya que los síntomas pueden persistir incluso cuando la infección ya ha desaparecido.

La dieta para evitar las consecuencias de la Helicobacter pylori

En primer lugar debemos considerar los alimentos a evitar ya que agravan los síntomas de la Helicobacter pylori. El gluten, una proteína presente en los cereales, puede inflamar el intestino al igual que la bacteria, por lo que cuando se elimina de la dieta puede mejorar el proceso de curación. La soja puede ser un alimento muy saludable para quienes tienen intolerancia a la lactosa, pero en otras personas genera diarrea y gases, síntomas de la Helicobacter pylori. La acidez del café tampoco beneficia al estómago cuando está afectado por la bacteria.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Por contra, existen algunos alimento que pueden contribuir a mejorar el malestar. Entre ellos destaca el yogur, que regenera la flora intestinal a través del bifidus. para mejorar el revestimiento del estómago atacado por la Helicobacter pylori se recomienda una dieta rica en proteínas, que deben ocupar al menos el 20% del total diario, además de frutas ricas en vitamina C como la naranja.

Las vitaminas A y B12 también ayudan a reforzar nuestras defensas y evitan la anemia que produce la Helicobacter pylori, se encuentran en vegetales como las zanahorias o el brócoli. Es importante incluir frutas y verduras frescas en la dieta y evitar aquellos muy grasientos o pesados que dificulten la digestión.

[Fuente: diariofemenino.com]

Contenido Relacionado