Historia de una contradicción: ¿quieren liberar o no a Alberto Fujimori? - LeaNoticias.com

Historia de una contradicción: ¿quieren liberar o no a Alberto Fujimori?

Un nuevo conflicto se gestó al interior del partido Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, actualmente preso y a quien le acaban de negar el pedido de prisión domiciliaria.

La razón: el proyecto de ley que la congresista de ese partido, Leyla Chihuán, quería presentar en el Parlamento para que los reos mayores de 75 años que no representen un peligro para la sociedad puedan cumplir sus condenas bajo la figura del arresto domiciliario. Obviamente, es un proyecto de ley pensado en Alberto Fujimori; no estamos seguros de si representa o no un peligro, pero justo tiene 76 años.

peru 2

El mismo Fujimori saludó la medida a través de su cuenta de Twitter, con una carta incluída.

Pero la historia de cómo se gestó esta iniciativa es bastante interesante. La mañana del viernes, el abogado de Fujimori, William Paco Castillo, le había contado a la periodista Rosa María Palacios que tenía listo este proyecto pero que ningún congresista fujimorista se había ofrecido a ayudarlo a presentarlo al Parlamento. Fue entonces que, al toque, la parlamentaria Leyla Chihuán hizo suyo el pleito.

Pero no pasó mucho tiempo antes de que le hicieran el pare. El congresista fujimorista Joaquín Ramírez salió al frente a decir que su bancada no apoyaría una “ley con nombre propio”. ¡Uy!

peru 1

“No vamos a apoyar una iniciativa legislativa de esa manera porque no es el momento, no es prudente (…) Entiendo que hay otras bancadas que quieren evaluar el tema, pero nosotros no vamos a apoyar, no hay vuelta atrás”, dijo Ramírez a la Agencia Andina.

Es más el mismo Kenji Fujimori, publicó en su cuenta de Twitter que no se jueguen con las esperanzas de su padre. O sea, como diciendo: ‘no te ilusiones api, porlas’.

Tal ha sido el roche que la congresista Chihuán finalmente declinó en su intención de llevar este proyecto al parlamento.

Chihuán dijo que el mismo martes, durante una reunión de bancada en la que participaron Keiko y Kenji Fujimori, se acordó no presentar la polémica propuesta al pleno.

“No me han pedido que lo retire, yo simplemente lo hago. Me dejé llevar por los sentimientos”, dijo a la prensa. Sí, claro. No se sabe si fue un pedido explícito de Keiko, o de Kenji, o de ambos. Lo que queda clarísimo es que dentro del partido hay tantas contradicciones como facciones .

Más allá de que ya no esté en debate la propuesta, ¿acaso era viable esta medida?

La periodista Rosa María Palacios ensayó una respuesta en su columna de hoy en el diario Exitosa:

La discusión podrá centrarse en a qué edad procede este beneficio. ¿90 años? ¿80 años? ¿75 años? Fujimori tiene 76 y hacerlo a los 75 le da un sabor a ley con nombre propio. Lo segundo ¿reviste Fujimori peligrosidad social? ¿Si sale va a organizar otro aparato de poder para actividades criminales a través de la política? Son preguntas válidas más allá de la compasión que la sociedad pueda tener por los ancianos y las razones económicas y prácticas que justifican un proyecto de ley como este.

Peru Fujimori Trial

Hace años que Lourdes Flores señaló este camino a los fujimoristas. El misterio es que nadie lo siguió.

Hasta aquí, una pregunta que no deja de ser un poco cruel: ¿quieren realmente los fujimoristas tener a Alberto Fujimori libre? ¿Política y electoralmente les conviene que siga preso? ¿La victimización los favorece?

Fuente [Espacio360.com]

Contenido Relacionado