“Las venas de Galeano”, por @andresmarquez07

Andres Chino MarquezMuy convencido de la importancia del libro de Eduardo Galeano, estaba nuestro líder máximo cuando se abrió camino entre los asistentes de La Quinta Cumbre de Las Américas para entregarle al mandatario del imperio Las venas abiertas de América Latina, quiso Hugo Chávez darle la oportunidad que a través de ese texto viera nuestra realidad regional desde el verdadero ángulo y es que Eduardo Galeano se convirtió en el guía inspirador de la izquierda en nuestro continente. La importancia de su pensamiento no pierde vigencia para las nuevas generaciones. Nacido en Montevideo, Uruguay.

Periodista y escritor pero sus frases lo convierten en un filósofo con sabor a pueblo en donde se basa en lo sencillo para llegar al alma del ser humano, aquello de “Hay un único lugar donde ayer y hoy se encuentran y se reconocen y se abrazan. Ese lugar es mañana.” Enciende la mecha del visionario. No todo es felicidad para un escritor, decir la verdad tiene su precio. Galeano sufre dos exilios el primero de Uruguay hacia Argentina en el 1973 y posteriormente Jorge Videla toma el poder en Argentina y se marcha a España. Sus verdades siempre fueron motivo de comentarios, a Chávez lo calificaba de extraño dictador, por todas las elecciones ganadas por nuestro máximo líder.

Es en su obra Las venas abiertas de América Latina, escrita en el año 1971, donde refleja línea a línea lo que sucede en nuestros países, este libro todavía se lee como el primer día. El ejemplo de Galeano debe hacernos reflexionar a los jóvenes de hoy, en el entendido de lo que hagamos hoy, de nuestra actitud frente a la vida y la problemática socio cultural se puede definir el futuro de la patria de Bolívar, Y en ese sentido es fundamental definirnos en lo personal Eduardo Galeano siempre fue un revolucionario de las palabras, la memoria y las ideas. A mediados de 1985 se establece definitivamente en Montevideo, enfermo pareciera que regresó resignado a morir con el cáncer pulmonar que lo acosaba.

Claro que antes reafirmó los lazos de amistad con los presidentes latinoamericanos, especialmente con Nicolás Maduro a quien apreciaba como un hijo. No queda duda de la influencia de Eduardo Galeno en la auto determinación de los pueblos en procura de la libertad plena.

Andrés Márquez / @andresmarquez07

Contenido Relacionado

Related Topics