“Lo que viene” por @NoelValderrama - Lea Noticias

“Lo que viene” por @NoelValderrama

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

Este año que se nos va, fue un duro y tormentoso camino para quienes no formamos parte del selecto grupo de apoderados financieros, gobernantes, familiares y amigos afectos a esa cosa denominada “chavismo”.   

El 2011 fue la más clara y abierta declaración de guerra del gobierno contra los empresarios, la propiedad privada y las libertades individuales. De 27 leyes que la Asamblea Nacional (AN) se había planteado legislar, tan solo nueve alcanzaron su cometido, la mayoría para perjudicar al venezolano. Este gobierno sólo tiene un pensamiento dentro de sí, destruir a la empresa, eliminar la propiedad privada y restringir las libertades individuales.

La “ley de costos y precios justos” y   la “ley de arrendamiento” son apenas dos instrumentos de los que dispone este gobierno para arrebatarnos no sólo esta Navidad sino las próximas durante muchos años.   

Pero la aplicación de leyes restrictivas se queda disminuida cuando nos damos cuenta del “deudón” que tiene este gobierno con todo el mundo. La deuda venezolana alcanza fronteras nunca antes cruzadas.

Señores, le debemos (porque al final la deuda es nuestra y no del gobierno) a las transnacionales por las empresas que fueron estatizadas y a las empresas contratistas del gobierno, a los trabajadores y sus prestaciones sociales, a los educadores, a los viejitos, a los enfermeros y médicos, a los obreros de la CVG, le debemos a las 20 mil  familias damnificadas que esperan por sus viviendas, le debemos la paz a los 15 mil  asesinados de este año.

Por supuesto, habría que sumar también los pagos a los nuevos viejitos que ingresaron al Seguro Social, el pago a las mujeres embarazadas que incluye a niñas de 13 años y el pago de sueldo mínimo a los presos.   

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

Pero lo peor, nuestra mayor tragedia es que no somos capaces de sobrevivir sin un día de petróleo. Nuestra economía depende hoy, en  95 %, del “oro negro”. Y esa dependencia petrolera nos convierte en un país supremamente frágil, débil, minusválido.

Este gobierno ha logrado destruir nuestra fortaleza agrícola, ganadera y emprendedora. El café, el azúcar, la leche, el aceite, etc., desaparecieron y ahora dependemos de los productos alimenticios de otros países. Sin embargo, este gobierno se llenó la boca hace años hablando de “soberanía alimentaria”, mientras destrozaba nuestros campos productivos y estatizaba nuestras empresas productoras.   

Pero la dependencia adictiva al petróleo y hacia las importaciones tiene un límite. Lamentablemente, este “Superman” petrolero tiene su debilidad y es que en la medida en que el precio del barril de petróleo baje, nuestra desgracia aumentará. Nuestra dependencia petrolera socialista hace que no tengamos una alternativa en caso de que el precio del barril baje. Sólo podemos rezar para que eso no ocurra jamás.

Este sistema socialista impuesto por el gobierno que destruye nuestro aparato productivo para dar paso a la nada, nos lleva a las puertas del colapso, nos pone al borde del precipicio.

Nuestro país tiene una deuda exorbitante, gasta abrumadoramente y lo peor de todo es que no tenemos cómo respaldarnos en caso de una caída de los precios petroleros. Alguna vez se ha preguntado ¿qué pasaría con nuestro futuro si mañana el barril de petróleo bajara a $ 70, $ 60 o $ 50? ¿Tiene una respuesta positiva?

Si usted cree que este año fue malo, imagine el año que viene. Me despido de todos mis lectores hasta año nuevo, no sin antes desearles sólo una “feliz navidad” porque desearles “feliz año nuevo” sería cinismo.

Deje un comentario