Opinión: La “muerte” de Leopoldo López, un burdo show; por @DanielMartinL

Todo lo que pasó anoche, desde el momento de que Leopoldo Castillo “El Ciudadano”, así como Lilian Tintori y hasta Marco Rubio desde los Estados Unidos pusieran en sus redes sociales que Leopoldo López había sido ingresado en el Hospital Militar sin signos vitales ¿muerto?, hasta la aparición de la “Fe de vida” en el programa de Diosdado Cabello, nos confirma que la política en Venezuela es un show burdo y malo.

VENEZUELA-PROTESTS/

Primero, si Leopoldo López de verdad tenía más de un mes aislado y sin ver a su familia o a su abogado como clama Lilian ¿por qué dice que está sorprendido de que le pidan grabar una fe de vida?, eso está muy extraño.

Segundo, si él está preso ¿por qué es necesaria una fe de vida? Esas son las cosas que se piden cuando alguien está secuestrado, pero no sabía que también se hacían en el caso de los que están privados de libertad.

Tercero, visto el video y tomando como cierto que ese es Leopoldo López (que no tengo razones para sospechar que sea un montaje), me parece que es el único en Venezuela que no está pasando hambre, ni trabajo ni necesidades, porque bien papeado, musculoso y arregladito que está, no parece en lo más mínimo alguien que acaba de pasar un mes aislado y sin ver a nadie.

Si algo sabe la dictadura, es que no pueden darse el lujo de que Leopoldo se les muera, él es demasiado mediático y demasiado importante a nivel nacional e internacional y si se les muere, sí podría significar el fin de su régimen, por lo que estoy seguro que a ese señor lo tienen con todas las comodidades, alimentación y cuidados posibles.

También, por la misma razón anterior, es improbable, por no decir prácticamente imposible esté siendo víctima de vejámenes, humillaciones, maltratos y daños físicos como afirma a cada rato su señora esposa envuelta en llantos con sus clinejas y blusita blanca de niña buena religiosa que no rompe un plato, personaje que sólo los más incautos compran.

No dudo que el estar separados sea algo malo y doloroso para una familia normal, pero para una familia de políticos que a todas luces se les ve que cada movimiento y cada lágrima está fríamente calculadas, creo que esta situación más que dolorosa es un beneficio y algo necesario para eventualmente convertirse en la pareja presidencial de Venezuela, una pareja que, si es analizada más a fondo a nivel psicológico, nos podemos dar cuenta que tiene todo lo necesario para convertirse en una suerte de Juan Domingo y Eva Perón, que estarán al mando del país por muchos años. Dios nos agarre confesados.

Escrito por Daniel Martin (@DanielMartinL)

Recuerde que puede enviar sus artículos de opinión a [email protected]

Contenido Relacionado