¿Por qué nos reímos del mal ajeno?

Seguro que a más de uno nos ha entrado la risa floja al ver a alguien chocar contra una farola por la calle por culpa de un despiste, o para ser más claros, por culpa de la pantalla de su smartphone. Una reciente investigación realizada por la Universidad de Chicago ha desvelado el por qué nos produce placer el reírse del mal ajeno.

reirse-del-mal-ajeno

 

Los investigadores llevaron a cabo un experimento con jóvenes de 16 a 18 años en el que tenían que ver vídeos sobre que personas que hacían daño a otras. Después se les hacía un seguimiento de su actividad cerebral. Los resultados demostraron que los jóvenes, con antecedentes de comportamiento agresivo, al ver las imágenes sus sentimientos eran de placer e indiferencia.

Por otro lado, reírse del mal de otros también tiene que ver con la opinión que tenemos respecto a esa persona. Una investigación realizada por el University College de Londres en la que se utilizaban técnicas de imagen cerebral. Este experimento probó que los hombres sienten mayor alegría frente a las desgracias de aquellos hombres que no les caen bien. Además, se activaba en sus cerebros el área de la expectación de premios, que está vinculada con el deseo de venganza.

Fuente [Ahorasaludybienestar.com]

Contenido Relacionado

Related Topics