Roban un cadáver y dos cráneos de cementerio en Cantaura - Lea Noticias

Roban un cadáver y dos cráneos de cementerio en Cantaura

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más ¡Es gratis!

Tres tumbas fueron profanadas del cementerio de Santa Rosa de Occopi del municipio Pedro María Freites. Dos cráneos fueron robados y un cadáver entero fue retirado de su respectivo sepulcro.

El acto de vandalismo fue realizado por un grupo de personas sin identificar para hacer brujería. De hecho, sobre una de las tumbas del referido campo santo, se encontraron restos de un acto hechicero: un gallo degollado y varios platillos de comida.

Se desconoce exactamente cuando ocurrió el sacrilegio, aunque se presume que fue el martes por la noche, ya que los vecinos alegan que ese día, escucharon fuertes golpes provenientes del cementerio.

El tenebroso descubrimiento fue realizado por una vecina quien, ayer por la mañana, fue al cementerio a visitar a un ser querido.

cementerio

“Me pegó un olor putrefacto y fui a ver de dónde provenía”, señala la señora, quien prefirió mantener su nombre en el anonimato.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

“Me di cuenta de que habían abierto una tumba y por poco no me desmayo. No lo podía creer. Me indignó muchísimo. No puede ser que ahora no respetan ni lo sagrado”, expresó la mujer, quien agregó que “gracias a Dios, al sepulcro de mi madre no le hicieron nada”.

Marcos Urpín no corrió con la misma suerte. Se movilizó desde Anaco con otro de sus hermanos hasta el referido campo santo una vez de que le dieran la mala noticia.

Al llegar al sitio, se percató de que la tumba de su padre estaba abierta.

“Le llevaron el cráneo”, dijo el anaquense entre llantos, quien agregó que “seis años tenía mi papa aquí sin que le pasara nada”.

En otra de las tumbas profanadas se encontraba otro doliente, quien también viajó desde Anaco para Santa Rosa únicamente para descubrir que la tumba de su padre había sido abierta.

“Lo habían enterrado hace seis meses”, resaltó el hombre, quien mencionó estar “muy dolido”, por lo ocurrido.  “Se supone que los muertos deben descansar en paz”, dijo.

Maira Martínez, dijo que el cráneo de su padrino también se lo llevaron.

“Este tipo de cosas no debería suceder”, manifestó la Martínez, quien instó a las autoridades policiales a reforzar la seguridad en el cementerio.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España, ofertas de empleo y más

“No es la primera vez que pasa y tampoco será la última si no hacen algo”, confesó.

Al lugar de los hechos fueron detectives del Cicpc Anaco, quienes realizaron las experticias de rigor. También se presentaron funcionarios de la policía de Anzoátegui.

[Fuente: mundo-oriental.com.ve]

Deje un comentario