Salgueiro: "En política exterior el gobierno está contra las cuerdas" - LeaNoticias.com

Salgueiro: “En política exterior el gobierno está contra las cuerdas”

El internacionalista Adolfo Salgueiro señala que por primera vez en 14 años la agenda en política exterior la lleva la oposición, por ser la que toma iniciativas, encara acciones y el gobierno debe reaccionar y actuar para contrarrestarlas.

adolfo-salgueiro

“Se están enfriando las cosas”, es la frase con la que resume el internacionalista Adolfo Salgueiro la diplomacia internacional del gobierno de Nicolás Maduro, reseña en su página web eluniversal.com

Y no es solo la reciente visita del líder opositor Henrique Capriles Radonski a Colombia lo que suma en esta frase del internacionalista, es también la “distancia” o posiciones de “neutralidad”, que asegura están asumiendo otras naciones con respecto al gobierno venezolano.
“En materia de política exterior el gobierno, en el continente, está contra las cuerdas. En el mundo -que no es exclusivamente la chulocracia internacional constituida por Cuba, Petrocaribe y Alba- el gobierno no lleva la delantera sobre la imposición de su visión de país”.
Asegura que en algunos países se les rinde homenaje retórico porque no hay más remedio pero en general las relaciones se les están enfriando. “Presidentes como el de Perú, Ollanta Humala, que se suponía debía ser un aliado irrestricto, resulta que no dice nada malo pero se está desmarcando de forma evidente”.
Agrega que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, tiene una retórica inflamada pero no es tan desbocado con la acción, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff “da algún cariñito al gobierno”, al hablar del respeto al CNE y que las demandas sean pacíficas, pero mantiene distancia. Uruguay se mantiene neutral, aún y cuando el mandatario “Pepe” Mujica “dice algunas cosas simpáticas” para el gobierno venezolano.
Colombia, Chile, México también observan a Venezuela con una “distancia visible”. Queda solo Argentina como aliado incondicional de Venezuela junto con Cuba, dice Salgueiro.
Otra acción que ayuda a la lectura de la “pérdida de terreno” del gobierno en el ámbito internacional es la reciente  firma de varios países del continente de la Alianza para el Pacífico.
“Vienen a concretar un área de libre comercio que es exactamente todo lo contrario de lo que defiende el gobierno de Venezuela porque se trata de una ‘Mini Alca’ pero con un nombre más potable”.
El giro
El viaje de Henrique Capriles a Colombia es un caso en el que se ve, según Salgueiro, “más potenciada” la forma en cómo han cambiado las relaciones internacionales del gobierno venezolano y la manera cómo la oposición ahora lleva la batuta.
“Esta es la primera vez en 14 años en que la agenda en materia de política exterior la lleva la oposición. Es ésta la que encara acciones y el gobierno es el que reacciona ante ellas”.
Explica Salgueiro que los mandatarios del continente en estos últimos años -dada la personalidad de Hugo Chávez y la posibilidad económica de Venezuela- se habían acostumbrado a no recibir a la oposición, ni a la venezolana ni a ninguna, por lo que la visita de Capriles a Colombia marca una diferencia.
“Indudablemente estamos en presencia de un golpe fuerte y calculado de Juan Manuel Santos a Nicolás Maduro y su gobierno. Santos, que no es tonto, no podía ignorar que la recepción a Henrique Capriles iba a causar un desagrado muy grande, y por la propia debilidad del gobierno venezolano, ese desagrado iba a ser reflejado en declaraciones altisonantes”.
Que a Capriles lo recibiera el mandatario de la República Checa no sería cosa digna de gran comentario, ilustra Salgueiro; pero sí lo es que lo recibiera el “ex mejor amigo” de Hugo Chávez. “Obviamente esto representa un giro”.
Reconstrucción de relaciones
Según Salgueiro, luego del “impasse” entre Venezuela y Colombia las relaciones están condenadas a sufrir, pero la llaga arderá más del lado venezolano.
“Venezuela será la que sufra más por el tema del comercio. El comercio entre ambas naciones llegó a ser de 8 mil millones de dólares anuales, bajó a mil y ya había subido a 2.600 millones de dólares. Ahora se va a arruinar de vuelta. A nivel de trámites aduaneros el gobierno venezolano está poniendo dificultades”, acota.
Recuerda el internacionalista que con motivo de los anteriores problemas con el ex presidente Álvaro Uribe, Colombia se dio cuenta que no podía depender del mercado venezolano: resolvió buscar y encontró otros mercados.
Acompañamiento prescindible
El rol de Venezuela en las conversaciones de paz en Colombia fue importante para conseguir que se dieran. Eso se consiguió “gracias al prestigio de Hugo Chávez con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia”, lo demás no requiere una esencial colaboración venezolana, refiere Salgueiro.
“Una vez que las conversaciones fueron iniciadas, estas tienen su propia dinámica y no dependen de Venezuela, ni de ningún otro país. De manera que gobierno y FARC se reúnen en La Habana  y si los acompañantes están, bien y sino,  es igual”.
Según el internacionalista Nicolás Maduro, luego del impasse, “moderó rápidamente sus declaraciones”, porque se dio cuenta que retirarse de las negociaciones de paz en Colombia le resta a su protagonismo internacional. “Por eso creo que no se retirarán de nada”.
Difícil diplomacia
Pese a los pasos que en materia de política internacional ha dado la oposición, el internacionalista Aldolfo Salgueiro sabe que no será fácil para la disidencia del gobierno lograr otro impacto como el conseguido con el gobierno colombiano en futuras giras.
Henrique Capriles Radonski pospuso recientemente la gira que tenía prevista, con varias figuras opositoras, a Lima, Perú. Las razones aún se desconocen aunque algunas informaciones dan cuenta de que la agenda no estaba confirmada para las entrevistas.
“Obviamente que quienes no estén comprometidos con la causa democrática sino con su propia causa seguramente serán más prudentes (en cuanto a recibir a la oposición venezolana). No querrán ser tomados como herramienta para política interna venezolana”.
Explica que solo si hay una relación “ganar ganar” para los gobiernos extranjeros y la oposición, se concretarán los encuentros.  “El presidente Ollanta Humala ya no tiene tantas ganas de recibirlos hasta que las cosas bajen.  Santos recibió a Capriles porque le convenía a él para su campaña de reelección y las negociaciones de paz, hubo  una simbiosis”.
Deja escapar Salgueiro que si en algún caso los mandatarios de otros países no son prudentes, “es porque olfatean cambios en Miraflores”.

Fuente eluniversal.com

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Contenido Relacionado

Related Topics