Viajeros se sorprenden por el cierre de la frontera - LeaNoticias.com

Viajeros se sorprenden por el cierre de la frontera

El repentino cierre del paso por los puentes internacionales de San Antonio y Ureña, este lunes al medio día,  ejecutado por la Guardia Nacional, con motivo de las elecciones  municipales del domingo 8 de diciembre, tomó por sorpresa a miles de personas que se encontraban a uno u otro lado de la raya limítrofe  cumpliendo con actividades habituales.

Frontera

Cuando los militares de la Guardia Nacional, destacados en el punto de control de la Aduana Principal de San Antonio, anunciaron que se iba a cerrar el paso,  la gente comenzó a correr hacia uno y otro lado   para pasar el puente internacional Simón Bolívar y no quedar  represada en la frontera. A las 12 del día los militares del Destacamento de Fronteras número 11 de la Guardia Nacional,  encargados de ejecutar la orden emanada de la Región de Defensa  Integral, Redi,  no  permitieron más el paso de vehículos.

El tránsito de peatones fue de manera continua hasta pasada la 1:00 de la  tarde,  pero luego la gente debió hacer cola por una calle  próxima a la Aduana, porque los militares al parecer iban a permitir  salir rápidamente del territorio venezolano. Desde varias cuadras antes de la sede aduanera, por la avenida Venezuela, el paso de peatones  fue  restringido por los  guardias nacionales.

Sobre el puente  internacional Simón  Bolívar, la  Guardia Nacional colocó otra barricada con alambres y vehículos militares para  impedir  el tránsito de personas y vehículos en sentido de Colombia hacia Venezuela.  El  cierre se mantendrá día y noche hasta pasadas las  elecciones municipales del domingo 8 de diciembre.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

La medida fue ejecutada únicamente por la  Guardia  Nacional,  pero se dijo que también vendrían a apoyar  la acción los militares de la Brigada de Paracaidistas del Ejército, que en los anteriores procesos electorales se han encargado del  bloqueo  fronterizo.

Desde el pasado fin de semana corrió el rumor  de que se iba a cerrar el paso fronterizo,  pero la gente que diariamente, por diferentes  razones, atraviesa la raya limítrofe colombo-venezolana, continuó   este  lunes con sus  actividades  normales y el tempranero bloqueo  los  sorprendió.

Personas que se quedaron varadas del lado venezolano, expresaron su malestar con esta medida, la cual calificaron de  “abusiva  y arbitraria”, “otra vez comenzaron las penurias”,  dijeron.

José Gómez, un cucuteño que se encontraba en San Antonio haciendo mercado, señaló que el cierre con tantos días de anticipación  a la jornada  electoral  es,  a su criterio, un abuso.

— Debieron avisar o haber esperado hasta la noche para cerrarla,  para que la gente tomara precauciones. Muchas personas  colombianas vinieron a San Antonio o subieron a San Cristóbal,  y  ahora  tendrán que arreglárselas para poder pasar.  Ya los  moto-taxistas  están cobrando 200  bolívares para llevarlo a uno hasta  cerca de una trocha, y  allí hay que pagar otros  100  bolívares para  que lo ayuden a uno a cruzar el río.  Es un peligro—, dijo con  disgusto  el visitante.

Otra mujer,  que se identificó como  María Luisa, expresó  que venía de Socopó, estado Barinas, a hacer una diligencia en Cúcuta y a visitar a  algunos familiares.

— No me queda otra  opción  que regresarme,  porque yo no voy a pasar  para  Cúcuta, para luego estar sufriendo  para  devolverme de allá—, manifestó.

Por su parte,  Nelson García,  otro  venezolano, procedente de la capital del país,  que  iba para Cúcuta, declaró  que  era de esperarse  el cierre de fronteras,  pero no con  tantos  días de  anticipación  al proceso  electoral.  “Es una semana de trabajo que se pierde  por el cierre del paso y nos crea muchos  inconvenientes”, dijo.

Algunos comerciantes  de la avenida Venezuela,  próximos a la Aduana, este mismo lunes comenzaron a cerrar sus establecimientos,   porque dicen que al estar bloqueada la frontera, las ventas caen  en un altísimo porcentaje, al no haber  a quién venderle.

Otros  calificaron de abusivo  el  cierre  del paso que los militares  hicieron  desde  varias  cuadras  alrededor de la Aduana,   porque no  le permiten el tránsito a las personas que se dirigen hacia los comercios a comprar.

Tras el cierre de frontera, la Oficina de Migración, del Saime,  colocó  un aviso en la puerta anunciando que a partir de la fecha no sellará  pasaportes  para  entrar  o salir del  territorio venezolano,   lo que impide  continuar  hacia  el  interior  a  todo  aquel visitante extranjero que logre cruzar por alguna trocha. Sin el sello de Migración,  el viajero no tiene  entrada legal al  país.

[Fuente: lanacion.com.ve]

Contenido Relacionado