Consejos para tener una relación duradera - LeaNoticias.com

Consejos para tener una relación duradera

Ponerse en el lugar de tu pareja antes de tomar decisiones complicadas y comprometidas ayuda a edificar una relación sólida. Pero no todo depende de ti. Antes una posible ruptura la culpa no es íntegramente de uno de los dos y las culpas, normalmente, se reparten.

Consejos para tener una relación duradera

Pero analizando, la pérdida del deseo sexual, una infidelidad o las peleas constantes si ambos sois de armas tomar pueden echar todo por la borda. Aunque sea una relación de muchos años. Y es que en España, cada vez más matrimonios terminan en divorcio, un panorama desolador para aquellas y aquellos que todavía creen en las parejas para toda la vida, hasta que la muerte los separe.

Sin embargo, hay algunos expertos y terapeutas de pareja que repiten algunos consejos para hacer posible el milagro del amor eterno. Gérard Leleu, el famoso autor de ‘Amour toujours’, asegura que hay modos de proteger vuestra relación de pareja prestando más atención a los detalles y reflexionando sobre el sentido que le dais a vuestra vida juntos. Este experimentado sexólogo francés recopiló en su obra los 10 secretos que han ayudado a muchas parejas a superar los baches que se presentaron. Son estos:

1.- Proteger la independencia: Los cuentos de Walt Disney están muy bien y a todos se nos cae la lagrimita. Pero querer a alguien no es agobiarle, o estar encima de él todo el tiempo. Cada uno debe tener sus espacios reservados y otros listos para compartirlos con la pareja. Para sobrevivir, tenéis que intentar manteneros como entidades independientes.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

El terapeuta aconseja comprender que “la vida está compuesta por distintas etapas. La primera es aquella en la que compartís casa, educáis a vuestros hijos, y hacéis el amor. La segunda, es la vida independiente de cada uno, y esa debe continuar. Tenéis que intentar seguir haciendo las cosas que os gustan -deporte, cine, dibujo… Lo que sea- . Tenéis derecho a desarrollaros como personas de manera individual. Y esto también es positivo para la pareja en su conjunto, ya que va a servir para alimentar vuestras conversaciones y el tiempo que estáis juntos”.

2.- Esforzarse por mantener la comunicación: El camino de la vida si se proyecta hacerlo en unión con otro conviene hablar mucho, conocer al otro, en sus defectos y en sus virtudes, en sus sueños y en sus miedos. Es muy sano intercambiar pareceres y opiniones. Una de las peores cosas que pueden ocurrir en una pareja es que cada uno se encierre en sí mismo, sin mostrarse al otro. La incomunicación acaba con cualquier relación.

Cualquier consejero de pareja compartiría el consejo de Leleu: “Es importante que habléis de vuestras emociones y necesidades. Y comunicarse también es saber escuchar, no es hablar como un papagayo sin mostrar atención al otro. Si no os escucháis, los malentendidos van a seguir estando ahí”.

3.- Llenar la vida sexual con experiencias nuevas y enriquecedoras: No se puede dejar languidecer una relación. debería estar prohibido. Uno d los fundamentos de cualquier pareja al uso es la sexualidad que comenta una relación y la llena de felicidad, plenitud y complicidad. Además, esta´demostrado que el sexo permite a nuestro organismo segregar oxitocina, la hormona del apego. ¿Problemas? Algunos. Y es que para muchas parejas, sobre todo para los varones, cuando se habla de sexo parecen limitarlo irremediablemente a la penetración. Y no es así.

Según Gerard Léleu, “hay que dejar ver a la pareja nuestro mejor erotismo sin saltarnos los besos y las caricias, y tenéis que variar, porque si siempre hacéis lo mismo, a la misma hora, la sexualidad acaba desgastándose y el deseo se pierde”.

4.- Buscar objetivos y caminos para completar juntos. La convivencia implica momentos de felicidad pero también otros mucho más difíciles, sinsabores y enfrentamientos que pueden llevar a las personas al límite. Y es que nadie dijo que la vida en pareja está lejos de ser fácil.

Para la mayoría de terapeutas el secreto es “darle un sentido a la vida en pareja. Es decir estar juntos para algo. Para un fin que es común y compartido. A veces, hay actitudes y comentarios que hacen daño. Y la unión por encima de esos ratos malos fortalece e inmuniza contra al ira. Esto te ayudará a transformarte y a no sufrir y continuar acusando al otro. Si saltas a la defensiva ante el mínimo comentario, la cosa no puede durar”.

5.- Mantener el deseo que despierta en ti: La pérdida de deseo sexual es, sin duda, uno de los motivos más frecuentes de consulta y , a menudo de ruptura de apareja si es que no se ataja. Pero tiene solución.

Para Leleu, “hay que evitar las trampas antieróticas. No os descuidéis en vuestros días libres vistiéndoos con zapatillas de casa, vaqueros desgastados, y albornoz de felpa. Intentad estar siempre arreglados. No hace falta que os pongáis un traje, pero planteaos siempre la siguiente pregunta: ¿me habría vestido así para una primera cita?”. Puede resultar edxagerado, pero seguro que ayuda.

6.- Hacer concesiones y poner en el lugar del otro: Cuando te cuenten que tal o cual pareja es perfecta porque nunca discuten, no temo creas. O sí que discuten o, más seguramente, son de todo menos perfectos. Las discusiones son inherentes a las relaciones de pareja. Pero pueden desgastarla si no se viven de manera sana. Hay que tomarlo como algo natural e, incluso, a veces necesario. Nos ayuda a recodar que somos una persona con nuestro propios criterios y que el otro, por supuesto, también lo es. Con sus necesidades y problemas.

El consejo del especialista: “Es normal no tener siempre la misma opinión. Las personas no son clones. Aceptar el conflicto permite no desgastar la relación. No os baséis en la idea de que tiene que haber un vencedor y un vencido. No pasa nada si no estáis de acuerdo, reflexionad y volved al tema más tarde”.

7.- Recordad. Lo natural y sano es hacerse viejo: En una sociedad consumista como la nuestra, que no acepta enfrentarse a la muerte, el miedo a envejecer rompe muchas parejas después de años de matrimonio.

En opinión de Leleu, “psicológicamente proyectamos el envejecimiento de la otra persona sobre nosotros mismos, es más fácil verse en el espejo de un hombre o de una mujer más joven. Para luchar contra los efectos del paso del tiempo, debemos trabajar sobre nosotros mismos. Aprender o tomar conciencia de lo que es el verdadero amor, que no solo se basa en el físico, sino también en las cualidades mentales, artísticas y del corazón”.

8.- Nos os canséis de sorpreder al otro: Es bueno conservar siempre una parte de misterio-en el buen sentido- en lo que uno puede esperar del otro. Que no parezca siempre que conocéis el final de la película en la cual sois protagonistas. Es cierto que las parejas se conocen mucho, pero de vez en cuando mostrad vuestra cara más inesperada, desconocida e inexplorada. Os vendrá bien.

Los terapeutas a eso lo llaman alimentar la curiosidad del otro. “Es bueno alimentar en el otro las ganas de tener ganas de seguir realizando descubrimientos sobre ti. No os contéis siempre lo que habéis hecho durante el día e intentad sorprender al otro con pequeños detalles. ¿Habéis probado a hacer un regalo inesperado aunque no esté de cumpleaños?”

9.- Compartir las tareas: Si el cansancio se comparte es más diccil que siempre falle el mismo.Según las últimas estadísticas, sigue habiendo muy pocos hombres que comparten al 100% y de manera equitativa las tareas del hogar. Nadie debe ser esclavo de nadie y las responsabilidades de la convivencia deben compartirse.

Para Leleu, “los hombres que participa en la educación de los niños, que se muestra más amable y servicial, tendrá a su lado a una mujer más cariñosa, más compañera y eso contribuirá a prolongar la relación de pareja. Evitará el resentimiento y la frustración de ambas partes de la pareja”.

10.- Saber decir lo siento y contestar que no importa: Muchas parejas se separan por una infidelidad., la prueba supera ante la que nadie se plantea el perdón, al menos, de inicio. Muchas más cuestiones y afrentas tendrán que llegar a lo largo de una relación de pareja de mucho tiempo y saber perdonar será e alimento de esa pareja.

Si lo circunscribimos a lo que casi todo el mundo cree más grave -la infidelidad-, el sexólogo francés Leleu asegura que “la fidelidad es, naturalmente, uno de los secretos de las parejas que duran. Pero ahora que vivimos más y que la tentación está en cada esquina, es imposible negar que un día puedas encapricharte de otra persona. Puede que la infidelidad del otro sea ocasión para volver a darle un pequeño impulso a vuestra relación. Si no puede que tengas que cambiar de pareja cada cinco o 10 años, y que diantre, ¿la quieres? La vida en pareja puede pasar por momentos complicados. Ante todo, aférrate al amor que le tienes”.

Fuente: [Que.es]

Contenido Relacionado

Related Topics