Familia de joven asesinado en cierre de campaña de Maduro dice que “fue obligado”

La familia Méléndez-Sanabria emitió este sábado un comunicado en el que aseguran que Mauricio Meléndez fue obligado a asistir a la concentración de cierre de campaña del candidato del Psuv el 11-A.

Mauricio Alejandro Meléndez Sanabria, uno de los seis fallecidos que dejó la concentración de cierre de campaña del candidato del Psuv, Nicolás Maduro el pasado 11 de abril, acudió a la Avenida de Bolívar como resultado de una “exigencia laboral”, advirtió este sábado su familia a través de un comunicado público enviado a los medios. Así lo reseñó la página web del diario El Mundo Economía y Negocios:

El joven de 25 años que trabajaba en la Defensoría Pública en el Palacio de Justicia, “no militaba en ningún partido político” y “asistió a la marcha puesto que era una exigencia laboral recurrente y por el cual siempre manifestó descontento”, reza el comunicado.

La familia Meléndez Sanabria también descartó que el joven hay asido víctima de un hurto, pues al momento de su ingreso al hospital “portaba todos sus documentos de identificación y demás pertenencias, es decir, nada indica que haya sido un robo”.

A continuación, lea el texto completo del comunicado:

COMUNICADO FAMILIA MELENDEZ-SANABRIA

A pesar del inmenso dolor que inunda los corazones de nuestra familia por la pronta partida de nuestro amado Mauricio, queremos dar los detalles que hasta la fecha conocemos sobre el hecho y fijar posición acerca del mismo, con la finalidad de evitar la distorsión en la información y pedir el mayor respeto posible para nosotros, sus familiares y amigos cercanos.

Mauricio Alejandro Meléndez Sanabria, hijo y hermano mayor de 25 años, estudiante de informática del Instituto Universitario de Tecnología y Administración, alegre, extrovertido, de grandes amigos, fanático del deporte y especialmente de la patineta, siempre será recordado por todos, como aquél que una vez terminado su día de trabajo, recorría parte de las calles de Caracas sobre las características cuatro ruedas y una tabla.

Aclaramos, Mauricio:

1. Trabajaba como escribiente desde hace 4 años en la Defensoría Pública en el Palacio de Justicia.

2. No militaba en ningún partido político. Asistió a la marcha puesto que era una exigencia laboral, hecho recurrente y por el cual siempre manifestó su descontento.

3. Fue traslado al Hospital Clínico Universitario por los Bomberos de Distrito Capital , ya que presentaba un impacto de bala en el pecho, cercano al cuello y no puñaladas como han indicado otras versiones. El cuerpo de Bomberos regularmente no hace este tipo de procedimientos; no obstante dada la gravedad de la situación fue trasladado.

4. Ingresó al Hospital sin signos vitales. Desconocemos el número de la unidad, ni los funcionarios que lo trasladaron al centro de salud.

5.Portaba todos sus documentos de identificación y demás pertenencias, es decir, nada indica que haya sido un robo.

6. Una vez ingresado al HCU, fuimos contactados por personal del hospital, quienes nos indicaron que debíamos acudir al mismo.

7. Vivió y creció en el seno de una familia unida, en la que los valores de humildad, y respeto han prelado por sobre todas las cosas. Una familia que desde siempre ha vivido, cercana los unos con los otros en una zona del oeste capitalino.

Agregamos que sus compañeros de trabajo han manifestado su apoyo ante esta situación; sin embargo no hemos recibido información oficial por parte de la Defensoría Pública acerca de lo sucedido.

Finalmente:

Exigimos contundentemente que la justicia haga presencia en este hecho violento, nos informen, y se avoquen a investigar lo sucedido. No queremos politizar la muerte inesperada de nuestro Mauricio; sólo queremos saber qué sucedió exactamente, como lo merece cualquiera que se vea afectado por un hecho de este tipo, tan terrible.

Alzamos nuestra voz como otra familia que pierde a su hijo en manos de la violencia desbordada que día a día azota a nuestro país; pero no queremos ser otra familia desatendida por el sistema judicial y que este crimen quede impune.

Solicitamos a los gobiernos locales que trabajen realmente por el CESE de estos hechos delictivos. No es normal la situación que atraviesa nuestro país. Cada día más jóvenes talentosos son arrancados de los brazos de sus padres, sin consideración y razón alguna, por la violencia.

Por último agradecemos el apoyo y la solidaridad de todos aquellos que nos han acompañado en este difícil momento y nos han ayudado a afrontar el dolor, impotencia y la incredulidad de lo ocurrido.

FAMILIA MELENDEZ-SANABRIA

Contenido Relacionado