¿Qué le pasó a Thalía en el rostro? (Fotos) - LeaNoticias.com

¿Qué le pasó a Thalía en el rostro? (Fotos)

Hoy en día, la perfección que muestran algunas celebridades causa tres efectos: admiración, envidia o inseguridad. Sin embargo, la realidad y lo que la mayoría delas mujeres debería de tomar en cuenta es que muchas de ellas no son más que el resultado de una serie de cirugías plásticas que las alejan de la belleza natural.

image

Uno de los casos más famosos es el de la cantante Thalía, quien a sus 40 años es considerada uno de los íconos de belleza más importantes el mundo, pero quien detrás de ese rostro y cintura perfecta encierra una serie de intervenciones, señala el sitio argentino antesydespues.com.ar

En contra parte a los anteriores señalamiento, la misma Thalía ha aclarado, en diversas entrevistas, que ella no ha tenido nada que ver con el bisturí; sin embargo, diversas fotografías muestran todo lo contrario y tal y como lo señala cirugiasdeestrellas.com, esta cantante se ha practicado cuatro cirugías muy evidentes: una de las más polémicas fue cuando decidió sacarse dos costillas, para afinar su cintura, posteriormente se practicó una liposucción.

clip_image001

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Además, Thalía corrigió sus orejas con una otoplastia. Y a lo anterior le sumamos que su  nariz ancha fue modificada con una rinoplastia, indica noroeste.com.mx

clip_image003

Además de estas cirugías, su cambio más reciente es haberse sometido a un tratamiento de colágeno y botox, para mitigar el paso del tiempo y mantenerse joven y vital… Y para demostrarlo, el portal Yahoo.com presenta estas fotos.

clip_image004

Pese a que la intervención más reciente de la cantante fue la inyección de botox, en esta ocasión nos vamos a enfocar a la otoplastia ya antes señalada; así que si tú quieres lucir unas orejas como las de Thalía, esto es lo que debes de saber:

La otoplastia es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se cambia el tamaño, la forma o la colocación de las orejas, y se utiliza para lo corrección de las conocidas como "orejas de soplillo" o protuberantes, orejas grandes o malformaciones, explica plasticafacial.et

El procedimiento es bastante sencillo y con un alto índice de éxito. Se lleva a cabo usando anestesia general, especialmente indicada en los niños, y anestesia local, que suele reservarse a los adolescentes y los adultos. El momento más indicado para realizar la intervención es la niñez, ya que el cartílago es más flexible y aún no ha adoptado una posición permanente.

Lo normal en el caso de la otoplastia es operar ambas orejas para conseguir un resultado más armónico. Se suele realizar una incisión en la parte posterior de la oreja, en la zona del pliegue, y en ocasiones es necesario reducir el grosor o eliminar parte del cartílago para conseguir el efecto deseado. A continuación, el cirujano moldea la oreja y la sujeta con puntos.

Tras esto, se le coloca al paciente un vendaje de apoyo que debe mantenerse durante el proceso de recuperación hasta que el médico nos permita quitarlo, lo cual suele ocurrir entre las dos y las cuatro semanas posteriores a la cirugía. Si no mantenemos el vendaje, corremos el riesgo de que las orejas vuelvan a su anterior posición.

Al ser un proceso ambulatorio, el paciente es enviado a su casa al finalizar la operación, normalmente con algunos medicamentos prescritos para controlar las molestias y la inflamación de la zona. Al cabo de una semana es posible volver al trabajo, aunque la realización de ejercicio físico deberá posponerse hasta las cinco semanas, comenta a detalle cirugiamedic.net

La otoplastia es una operación con muy pocos riesgos asociados, siendo los más comunes la infección de la herida, el sangrado, los problemas derivados de la anestesia y, en ocasiones, que las orejas recuperen su forma original, con lo cual habría que pasar por una segunda intervención.

[Fuente]

Contenido Relacionado