Una gota de pegamento salva la vida a un recién nacido en Escocia - LeaNoticias.com

Una gota de pegamento salva la vida a un recién nacido en Escocia

El tamaño de su cráneo era sensiblemente mayor de lo normal pero nadie pareció darse cuenta. Hasta que alguien en su centro de salud lo detectó y dio la voz de alarma: Jack el bebé recién nacido de Emma y Kelvin podría padecer una grave enfermedad. Un diagnóstico confirmado posteriormente gracias a nuevas pruebas determinaron que padecía un aneurisma de la vena de Galeno. Una deficiencia mortal que los cirujanos del Hospital pediátrico Yorkhill de Glasgow solucionaron gracias a una gota de pegamento quirúrgico aplicado en sus malformadas venas cerebrales.

Emma-Kelvin_Jones-Jack

Según cuenta Daily Mail, el pasado mes de agosto, Emma y Kelvin llevaron a Jack, su bebé recién nacido a una visita rutinaria a su centro de salud. Hasta el momento todo iba normal en el desarrollo de su hijo. En una de las pruebas que se le realizaron la medición del perímetro craneal da unos datos mayores de los habituales en un bebé de seis semanas. Mide 43,2 cm, dos más de lo normal. Era el único síntoma de algo anormal y Louise, una pediatra, fue la única que supo darse cuenta de lo que significaba aquella pequeña pero gravísima anomalía.

Con solo seis semanas de vida el pequeño, Jack padecía una malformación conocida como aneurisma de la vena de Galeno. Se trata de una rara enfermedad que afecta a los varones y que en el Reino Unido solo se detectan entre 10 o 12 casos al año.
La malformación se produce a partir de un defecto en la fusión de las venas cerebrales internas. Como consecuencia aumenta la presión arterial, lo que significa que el cerebro tiene menos tiempo para absorber los nutrientes. El aumento de la presión también conlleva que la vena principal del cerebro, conocida como la vena de Galeno, se inflame provocando efectos devastadores en otros órganos del cuerpo, desencadenando una insuficiencia cardíaca o daño cerebral.

Ante la gravedad del diagnóstico, los médicos decidieron el traslado de Jack al Hospitas pediátrico Yorkhill de Glasgow. Allí, el equipo del cirujano Jo Bhattacharya se puso manos a la obra y tras ingresar al bebé en quirófano  le aplicó una complicada técnica quirúrgica que consiste en insertarle un catéter a través de la ingle para acceder a nudo venoso deformado en su cerebro. Una vez allí, aplicó en la zona una gota de pegamento quirúrgico como remedio para desbloquear la malformación.
Tras seis horas de intervención, los resultados fueron satisfactorios y el estado de salud del pequeño Jack es excelente. Como confirman sus padres, nadie diría que ha estado gravemente enfermo.
“Nunca creímos que una gota de pegamento podría ser usada para salvar vidas” han comentados asombrados y agradecidos Emma y Kelvin.
Emocionados después de superar este difícil reto han querido lanzar un último mensaje de agradecimiento, “queremos dar las gracias a Louise y el Dr. Bhattacharya porque sin ellos, Jack no estaría aquí. Les estamos muy agradecidos”.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram "Inmigrantes en Madrid" para que estés al día con toda la información sobre Madrid y España y más

Fuente [Telecinco.es]

Contenido Relacionado